22 de noviembre de 2019
21 de octubre de 2019

La capacidad de evacuación de la térmica de Andorra se atribuirá al proyecto que genere más empleo

El Convenio para la Transición Justa se firmará "lo antes posible"

La capacidad de evacuación de la térmica de Andorra se atribuirá al proyecto que genere más empleo
La ministra Teresa Ribera, acompañada por el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, y los consejeros Joaquín Olona y Arturo Aliaga. - EUROPA PRESS

ZARAGOZA, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

La capacidad de evacuación de la central térmica de Andorra (Teruel), que cerrará sus puertas el 30 de junio de 2020, se atribuirá al proyecto que genere más empleo. Así lo ha indicado la ministra para la Transición Energética en funciones, Teresa Ribera, este lunes durante su visita a Zaragoza.

En rueda de prensa, Ribera ha explicado que, hasta el momento, esta capacidad de evacuación --el derecho a verter en la red la energía producida y, por tanto, a comercializarla-- se la quedaba "la primera empresa que llegaba", en el caso de la central de Andorra hubiese sido Endesa.

No obstante, ha detallado que el Gobierno va a realizar una regla especial para que, frente a esta, la capacidad de evacuación se la quede la empresa que presente el proyecto que genere más empleo, tal y como pedía el Ejecutivo aragonés de Javier Lambán.

Ribera ha presidido este lunes una reunión del Convenio para la Transición Justa de la Comarca Andorra-Sierra de Arcos a la que han asistido, además de una amplia delegación de los gobiernos central y autonómico, alcaldes de las comarcas mineras, representantes de las empresas de la zonas, sindicatos y organizaciones empresariales.

La regla especial a la que Ribera ha hecho referencia supone activar cambios normativos que permitan utilizar los recursos que quedan liberados con el cierre de la central para asociarlos al "mejor empleo" y a "la mejor actividad económica en la zona".

"Esa regla especial que queremos activar, con una capacidad de evacuación de energía eléctrica para los proyectos que ofrezcan la mejor opción en empleo y en industria en la zona, supone reflexión sobre un ejercicio parecido al liberar una concesión de un volumen de agua utilizado para la refrigeración de la central, que puede ser empleada para otras cosas, y esa aportación de un suelo industrial, en la que evidentemente el protagonismo corresponde al ayuntamiento, que puede ser empleado también para nuevos proyectos", dijo.

INSTRUMENTOS ECONÓMICOS

Pero, junto a esto, ha agregado Ribera, el Gobierno de Pedro Sánchez ha querido reflexionar y reorientar los instrumentos económicos de los que dispone el Estado y permanecer "abiertos, atentos" a otras posibilidades "que haya que poder activar en dirección parecida".

"Junto a los fondos clásicos del Instituto para la Reestructuración de las Comarcas Mineras, que en estos momentos nos ha permitido actualizar un convenio que ofrece ya 20 millones de euros de inversión en la zona, hay otras partidas que procederán de los fondos destinados a la reindustrialización de las zonas, incentivos regionales, fondos específicos del IDEA --Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético-- pensados fundamentalmente para las zonas en transición o recursos procedentes de los ingresos de subastas de los derechos de emisión en los que queremos dar un protagonismo importante a las autoridades locales, que piensen en proyectos en su territorio".

Ribera ha asegurado que esta situación ha despertado "interés" por parte de "actores muy distintos" incluidos "iniciativas empresariales --del ámbito energético y agroindustrial-- que han mostrado su compromiso y su vocación de activar proyectos en la zona y que vendrán hoy a compartirlos con el resto de actores que estamos alrededor de la mesa".

600 MILLONES

El Gobierno prevé que el citado Convenio para la Transición Justa se suscriba entre mayo y septiembre de 2020, aunque Ribera no ha querido poner fechas: "Se hará lo antes que estemos en condiciones de poder firmarlo". El Ejecutivo contempla unos 600 millones de euros para el total de los acuerdos que se firmen en España sobre este ámbito.

La ministra ha mencionado que estos convenios responden a que el Gobierno quiso plantear "con honestidad pero también con compromiso" las propuestas para una transición "justa" para aquellas zonas donde se producen cierres de la minería del carbón y de las plantas térmicas del carbón. Ha reconocido que estos cierres son, en muchos casos, algo "traumático" para aquellas personas que ven como algo "identitario" esta actividad.

"Los Convenios de Transición Justa son la referencia que desde el Gobierno de España hemos propuesto, creemos y estamos convencidos de que se trata de ofrecer una visión de conjunto donde las distintas administraciones aportemos lo mejor de nosotros mismos para, en una agenda que debe ser fruto del diálogo social y del diálogo institucional, se identifiquen las mejores oportunidades que garanticen el empleo, la actividad industrial, la actividad económica, en aquellas zonas en las que se producen los cierres".

MESES "MUY INTENSOS"

La ministra ha apuntado que han sido meses "muy intensos" y ha asegurado que, al ser un Gobierno en funciones, no han podido ir "todo lo deprisa" que hubiesen querido para "activar algunos cambios".

Ha añadido que el Gobierno está trabajando "intensamente" a nivel europeo para que la discusión, el debate, la construcción de un fondo de Transición Justa beneficie a las zonas en transición en España, a las zonas en transición en primera instancia del carbón y que la plataforma de regiones carboníferas que se activó como una herramienta para poder dar voz a los territorios tenga como principal efecto una facilitación del acceso a todos los fondos que en principio se abren a nivel comunitario".

Respecto al cierre de las centrales térmicas en España, Teresa Ribera ha mencionado que su Ministerio trabaja con las empresas propietarias para vigilar que los compromisos que han asumido de recolocación de las plantillas y de favorecer a las subcontratas se materialice.

Ha apostillado que después del cierre, en 2020, llegarán las tareas de desmantelamiento que tienen que ser llevadas a cabo por empresas que conocen la zona "y generan empleo de proximidad".

AGENDA 2030

En otro orden de cosas, Teresa Ribera ha destacado el complemento que supone a esta nueva situación la vocación que muestra el Gobierno de Aragón con la apuesta por la Agenda 2030: "De lo que fundamentalmente se trata es de pensar del futuro de las personas dentro de los límites ambientales y con una gran dosis de solidaridad que no deje a nadie atrás, que es el concepto que está también detrás del Convenio de Transición Justa".

Ha apuntado que es una "excelente noticia" que el Gobierno de Aragón cuente con un comisionado para la Agenda 2030 que está trabajando muy de cerca con la alta comisionada del Gobierno de la nación en este mismo tema.

Así, ha precisado que la propuesta del Ejecutivo autonómico sobre el agua y saneamiento, que constituye el objetivo desarrollo sostenible número seis y que constituye "un gran desafío", ya que el agua es "un elemento fundamental para el bienestar de las personas pero también para el desarrollo económico de cualquier zona".

Además, ha señalado que esta apuesta por este objetivo coincide en un momento particularmente importante con el inicio del tercer ciclo de planificación hidrológica y cuando "el cambio climático nos obliga a repensar los riesgos en materia de inundación y la complejidad de los desafíos en materia de agua".

PROYECTO EBRO 2030

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha matizado que esta apuesta del agua se enmarca en el proyecto Ebro 2030, que pretende convertir al río en el corredor verde más importante de España y trata cuestiones que preocupan mucho a municipios de la ribera.

En la jornada de trabajo de este lunes en Zaragoza, la ministra se ha reunido también con el vicepresidente y consejero de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, para hablar de las cuencas mineras, y con el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona, sobre esta Agenda 2030.

Para leer más