2 de octubre de 2020
30 de mayo de 2008

Economía.- (Ampl.) El Gobierno aprueba inversiones de casi 20.000 millones hasta 2016 en infraestructuras energéticas

Las inversiones en electricidad y gas aumentarán una media anual del 38% y del 75%, respectivamente

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Ministros aprobó hoy la Planificación de los Sectores de Electricidad y Gas para el periodo 2008-2016, en la que se incluyen inversiones de 19.441 millones de euros.

En concreto, se destinarán 9.220 millones de euros al sector eléctrico, y otros 10.221 millones al gasista. Las inversiones serán acometidas en su mayor parte por los gestores de la red eléctrica y del sistema gasista, REE y Enagás, respectivamente, de modo que el plan no tendrá impacto sobre los presupuestos estatales.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, explicó en su comparecencia posterior al Consejo de Ministros que la planificación "perfila las líneas estratégicas" del sector y servirá para mejorar la calidad del suministro, la seguridad, la competitividad y las conexiones internacionales de las redes.

"La nueva planificación supone un notable incremento del esfuerzo que el Gobierno viene desarrollando en nuevas infraestructuras", señaló Fernández de la Vega, quien destacó que el texto ha sido aprobado con "voluntad de acuerdo y consenso" de los distintos agentes del sector, incluidas comunidades autónomas, los operadores del sistema, la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores), los promotores y la Comisión Nacional de la Energía (CNE).

La planificación recoge los proyectos de mayor importancia para los sectores de la electricidad y del gas en los próximos años, entre ellos el abastecimiento eléctrico a las desaladoras y al AVE, la construcción del gasoducto Medgaz y el desarrollo de las interconexiones con Francia y Portugal.

Junto a esto, contempla el desarrollo de futuras líneas ferroviarias de alta velocidad, entre ellas la de Cantabria, pendiente de ser aprobada y definida por Adif. Además, incluye previsiones sobre el comportamiento de la demanda, los recursos necesarios para satisfacerla y la evolución de las condiciones del mercado.

1.024 MILLONES ANUALES PARA ELECTRICIDAD.

La inversión anual media en infraestructuras eléctricas será de 1.024 millones, un 38% más que los 740 millones anuales del periodo 2004-2007. El 68% de esta partida irá destinado al mallado de la red de transporte, incluidas las interconexiones y el apoyo a la distribución. El 25% se destinará a la evacuación de nueva generación y el 7% al tren de alta velocidad.

La planificación parte de un escenario de capacidad del operador del sistema para absorber 29.000 megavatios (MW) de potencia eólica en 2016, así como 35.000 MW de ciclos combinados. Pone además especial énfasis en la cobertura de las horas puntas y en la potenciación del gas y las renovables dentro de las fuentes energéticas del 'mix' de producción.

De los 9.220 millones totales de inversión, 3.277 millones irán a subestaciones de 220 kilovoltios (kV), 1.872 a subestaciones de 400 kV, 1.852 millones a líneas eléctricas aéreas de 400 kV, 1.094 millones a cables subterráneos, 491 millones a la transformación y 464 millones a líneas eléctricas aéreas de 220 kV.

En cuanto a las interconexiones internacionales, se reforzarán los intercambios con Portugal mediante dos nuevos ejes de 400 kV, uno al Norte y otro al Sur, así como con Francia a través de la futura línea del Pirineo Oriental.

También se harán esfuerzos para conectar las distintas islas de Baleares, lo que incluye el mallado de la red de 220 kV de Mallorca, su ampliación por el Sureste y el refuerzo de la red de Ibiza mediante el cambio de tensión de la red de 66 a 132 kV. En Canarias, se reforzará la red de 220 kV de Gran Canaria y la de 132 kV en el sistema Lanzarote-Fuerteventura.

En el conjunto del país, se construirán 7.488 kilómetros de nuevas líneas de 400 kV y 4.782 kilómetros de 220 kV. Junto a ello, se repotenciarán 3.850 kilómetros de líneas de 400 kV y 4.458 kilómetros de líneas de 220 kV.

75% MÁS DE INVERSIÓN PARA EL GAS.

En cuanto al sector gasista, la planificación reserva 1.135 millones anuales de inversión media hasta 2016, un 75% más que en el periodo 2004-2007. Esta partida incluye el incremento de la capacidad de entrada del sistema para acoger los 8 bcm (8.000 millones de metros cúbicos) de gas del gasoducto entre España y Argelia Medgaz.

Junto a esto, se elevará un 71% la capacidad de regasificación, hasta 9,7 millones de metros cúbicos, y un 142% la capacidad de almacenamiento de gas natural licuado, hasta 4,6 millones de metros cúbicos. El almacenamiento subterráneo se triplicará, hasta 5.600 millones de metros cúbicos de gas.

Del total de 10.221 millones para el sector gasista, 4.050 millones irán destinados a la red primaria de gasoductos, mientras que otros 534 millones se destinarán a la red secundaria. Se construirán 6.025 millones kilómetros de tramos de red primaria y 2.811 kilómetros de red secundaria.

Entre los nuevos desarrollos, destacan el eje de Galicia a Madrid, la continuación de la duplicación del eje del Ebro hasta Villar de Arnedo, el gasoducto Huelva-Almendralejo y la duplicación de los gasoductos Algete-Burgos y Burgos-Haro.

Con las nuevas infraestructuras propuestas, el sistema gasista quedará articulado en torno a tres grandes ejes de transporte Sur-Norte --Ruta de la Plata, Central y de Levante--, interconectados entre sí por otros tantos ejes de transporte Este-Oeste --eje del Ebro, Galicia-Algete y Transversal Alcázar-Montesa--.

En el sistema canario destaca la instalación de una planta de regasificación en Gran Canaria y otra en Tenerife, ya previstas en la anterior revisión de la planificación 2005-2011 y cuya puesta en servicio permitirá el abastecimiento de gas natural al conjunto de la comunidad autónoma.

PREVISIÓN DE DEMANDA.

Por otro lado, la planificación prevé que la demanda de energía primaria aumente un ritmo anual hasta 2016 del 1,4%, mientras que el incremento medio de la energía final será del 1,6%. Al final del periodo, el país requerirá 165 millones de toneladas de petróleo o equivalente al año.

Se espera además una reducción del 1,6% anual medio en la intensidad energética primaria --consumo de energía primaria en relación al PIB--. Esta tendencia consolidará un cambio de paradigma iniciado en 2005.

En cuanto al gas, la demanda anual de gas aumentará a un ritmo anual del 5% hasta 2016 según el gestor del sistema, o del 2,1% según el escenario de eficiencia elaborado por el Gobierno. En todo caso, la punta diaria de demanda aumentará un 7,6% anual.