22 de septiembre de 2019
  • Sábado, 21 de Septiembre
  • Viernes, 20 de Septiembre
  • 25 de julio de 2010

    Economía/Energía.- El Congreso debate un 'mix' para el Pacto energético que contempla el cierre de Garoña en 2013

    MADRID, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La Subcomisión para el análisis de la estrategia energética de los próximos 25 años trabaja sobre unas previsiones a 10 años que prevé que las energías renovables dupliquen para 2020 su producción y potencia instalada, mientras que la nuclear aumentará más de un 5% su papel en la producción, aunque reducirá su potencia instalada en un porcentaje similar debido al cierre de la central de Santa María de Garoña (Burgos).

    El texto, que cuenta con el apoyo del PSOE, detalla un 'mix' sólo hasta 2020, no hasta 2035, debido a que la propuesta busca un consenso para cumplir los objetivos europeos para una reducción de emisiones 20%, mejorar la eficiencia energética en otro 20% y que el 20% de la energía que consuma proceda de fuentes renovables.

    El documento, al que tuvo acceso Europa Press, está siendo discutido por los grupos sin que aún hayan cerrado un acuerdo, que esperan culminar este miércoles con la previsión de elaborar un documento completo que la Cámara Baja votará en septiembre. El principal fleco pendiente es la posición del PP, que siempre ha puesto como condición para el Pacto que la central burgalesa no se cierre.

    El texto contempla que el tamaño del sector energético, medido por el consumo de energía final será "prácticamente el mismo" en 2020 que en 2009, ya que el crecimiento económico será compensado por los avances en ahorro y eficiencia energética.

    AUMENTO DEL 25% DE LA POTENCIA INSTALADA

    El documento presenta un modelo en el que la potencia instalada habrá aumentado en un 25% en 2020, hasta los 126.072 megavatios (MW), de los que la mitad, 64.441 MW, serán renovables (frente a los 39.499 MW actuales), correspondiendo 35.000 MW a energía eólica, 16.662 MW a hidroeléctrica, 6.735 MW a solar fotovoltaica y 3.807 a termosolar. Por contra, la de la nuclear se reducirá en un 5,8%, hasta los 7.256 MW.

    Respecto a las nucleares, aumentarán su peso en un 5% en los próximos diez años, hasta los 55.600 MW, si bien reducirán su peso del 17,7% al 14,1%, debido a las previsibles mejroa tecnológica y no al aumento de las instalaciones. Asimismo, cabe destacar que en relación a la matriz de energía primaria, crecerán un porcentaje similar, hasta los 14.490 ktep, incluyendo en esta previsión el cese de actividad de la central de Santa María de Garoña en 2013.

    Asimismo, plantea que la demanda final de electricidad alcance los 313.052 gigavatios hora (GWh), un 28,3% más que en 2009, mientras que la producción bruta crecerá un 32,6%, hasta los 393.260 GWh, que será cubierta en un 35,5% por renovables, "al ser en este sector (el eléctrico) donde existen más alternativas y un estado de madurez más elevado", según los grupos.

    Según el borrador, el resto del 'mix' eléctrico tendrá una composición más equilibrada que el actual, con un "ligero incremento" del gas natural, del 0,4%, hasta el 37,8% con unas horas medias de funcionamiento medio de los ciclos combinados de 3.460 al año.

    SUBEN UN 35% EL PRECIO DEL GAS.

    No obstante, el modelo contempla un escenario base de incremento del precio del gas del 35%, desde los 17 euros por MWh en 2009 a los 23 euros en 2020. Asimismo, se prevé un aumento del 85% del precio del CO2, desde los 13,5 euros por tonelada a los 25 euros.

    Bajo estos supuestos, el coste de generación eléctrica de los ciclos combinados podría superar los 80 euros por MW en 2020, aunque podría elevarse hasta los 100 euros en un escenario de precios altos. Frente a esta perspectiva, el Gobierno considera que la tecnología eólica resulta competitiva "ya a día de hoy" y que el resto de las renovables serán más competitivas que los combustibles fósiles en 2020.

    REDUCCIÓN DEL 50% DE COSTES EN NUCLEARES.

    No obstante, las conclusiones se acompañan de un documento de previsiones que recoge una estimación sobre la evolución de los costes que revela una reducción progresiva y limitada en casi todas las fuentes, salvo en la solar, que caerán hasta un 50% en 2020, si bien seguirán siendo superiores a los de la energía eólica.

    El borrador sostiene que el coste de la renovables tenderá a reducirse a un ritmo "que es mayor cuando más amplio sea el apoyo que reciben en sus fases iniciales de desarrollo", aunque dicho apoyo deben suficientemente "flexible y razonable" para priorizar las más rentables para los consumidores.

    Aun así, advierte de que el potencial teórico desarrollable eléctrico de energías renovables alcanzaría 387 GW, de los que 225 GW serían solar, 110 eólicos, 17 hidroeléctricos, 16 de biomasa y biogás, 15, de energía de las olas y 3 geotermales, por lo que siempre serán necesarias fuentes de respaldo.

    EL FUEL DESAPARECE.

    La producción por carbón perderá peso, pasando de un 12,4% en 2009 hasta el 8% en 2020. mientras que la participación del fuel casi desparece, "quedando únicamente la producción de las centrales de fuel de los sistemas extrapeninsulares", según el Eejcutivo.

    Asimismo, las interconexiones eléctricas se incrementarán progresivamente hasta alcanzar el umbral de referencia del 10% de la potencia instalada.

    Para leer más