24 de abril de 2019
11 de abril de 2008

Economía/Energía.- El operador OMEL subasta 1.518 GWh de capacidad de almacenamiento de gas por 3,9 millones de euros

MADRID, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

El operador español del mercado ibérico de la energía (OMEL) ha subastado 1.518 gigavatios/hora (GWh) en la primera subasta de capacidad de almacenamiento de gas, obteniendo 3,9 millones de euros que contribuirán a cubrir el coste de las infraestructuras de transporte, informó hoy el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

En concreto, en la subasta, realizada ayer y que contó con la participación de 10 comercializadores de gas, se alcanzó un precio final de 2.588 euros por GWh al final de 24 rondas.

"Esta es la primera vez en España que se utiliza este sistema para asignar capacidad de las instalaciones gasistas, y el objetivo es conseguir un mecanismo competitivo para la distribución del almacenamiento subterráneo de manera que se logre una distribución eficiente", señaló Industria.

La capacidad de almacenamiento de gas natural subastada fue de 1.518 GWh durante un año, entre el 1 de abril de 2008 y el 31 de marzo de 2009. La capacidad total disponible en los dos almacenamientos subterráneos de gas natural que existen actualmente en España es de 28.070 GWh.

En la subasta se ofertó la capacidad excedente de estos dos almacenamientos, después de haber sido asignada el resto en función de las cuotas de mercado de cada comercializador.

La subasta se desarrolló a través de medios telemáticos y fue de tipo 'reloj ascendente', con rondas sucesivas, incrementándose el precio en cada una de ellas mientras existiese exceso de demanda por parte de los pujadores.

SISTEMA.

El sistema español de gas natural dispone actualmente de dos almacenamientos subterráneos de gas: 'Serrablo', en Huesca, y 'Gaviota', en Vizcaya. En estos antiguos yacimientos de gas natural ya agotados se almacena gas durante los meses de menos demanda para ser extraído posteriormente en los momentos de mayor consumo.

Este almacenamiento se utiliza por parte de los comercializadores para equilibrar la demanda de sus clientes con su flujo de suministros, para disminuir el coste total de aprovisionamiento mediante la adquisición de gas más barato en los meses más cálidos y para hacer frente a crecimientos bruscos de demanda como consecuencia de olas de frío.

La capacidad no subastada se asigna entre los comercializadores en función de su cuota de mercado firme y su cuota de mercado a baja presión (básicamente mercado doméstico).

El objetivo a medio plazo es repetir las subastas anualmente, incrementando progresivamente la capacidad de almacenamiento ofertada.

El procedimiento de subasta se empleará también para la adquisición de gas natural con destino a la operación de la red de transporte y para el suministro de último recurso.