21 de octubre de 2019
10 de abril de 2008

Economía.- El sector del petróleo es "el más sensible" a los riesgos derivados del cambio climático, según un estudio

El estudio revela que todos los sectores analizados subestiman el riesgo que conlleva el cambio climático

MADRID, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

El sector del petróleo y el gas es el "más sensible" a los riesgos asociados al cambio climático, según un estudio elaborado por la consultora KPMG, que también sitúa en 'zona de peligro' a la aviación, la sanidad, el turismo, el transporte y los servicios financieros.

De los 18 sectores analizados en el informe --denominado 'Climate Changes Your Business'--, en el lado opuesto de la clasificación se encuentran las telecomunicaciones, la alimentación y el sector químico, calificados como "los menos sensibles".

En el punto intermedio de la tabla aparecen el sector industrial, el farmacéutico, el de automoción, seguros, materiales de construcción, comercio minorista, minería y metalurgia, servicios públicos y construcción inmobiliarios.

Según el director del área de Responsabilidad Social Corporativa de KPMG, José Luis Blasco, a la hora de analizar los sectores empresariales "hemos observado grandes diferencias entre ellos atendiendo a los riesgos asociados al cambio climático y su grado de preparación para abordarlos".

De este modo, el sector del petróleo y gas, a pesar de encontrarse en "la mayor" situación de riesgo es, de entre todos los analizados, el que está "mejor preparado" para afrontar la crisis. Por el contrario, el sector del transporte es un sector de "menor riesgo" pero con el "peor" grado de preparación de entre todos los 18.

SUBESTIMAR LOS RIESGOS.

De cualquier manera, el estudio alerta sobre el hecho de que todos los sectores analizados "subestiman" el alcance total del riesgo que conlleva el cambio climático.

"Pongamos el caso del sector alimentación y bebidas. Se supone que es un sector de bajo riesgo y, sin embargo, algunos acontecimientos recientes han puesto de manifiesto que este sector es altamente vulnerable a determinados riesgos asociados al cambio climático, como el aumento de los costes de los productos agrícolas", explica Blasco.

Por otro lado, Blasco destaca que, a la hora de informar sobre los riesgos, "resulta sorprendente ver cómo las empresas parecen pasar por alto determinados riesgos derivados del cambio climático, aún cuando disponen de técnicas de gestión sólidamente implantadas para abordar otro tipo de riesgos".

"Algunos riesgos se están materializando ya, con independencia del grado actual del cambio climático", alerta el experto. "Las empresas deben tratar de ampliar su conocimiento sobre cómo afectan dichos riesgos a sus negocios y deben mitigarlos en consecuencia", aseveró.

A modo de conclusión, Blasco se mostró convencido de que las empresas que mejor conozcan los riesgos asociados al cambio climático a los que se enfrentan "se encontrarán mejor posicionados para gestionarlos, al tiempo que podrán aprovechar la ventaja competitiva que conlleva tener un entendimiento más completo y adquirirlo anticipadamente".