8 de abril de 2020
6 de febrero de 2018

Energía no realizará una revisión de la retribución del sector gasista hasta que la CNMC "lo diga"

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Energía ha afirmado que no se realizará una revisión de la retribución de los activos del sector gasista hasta que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) "lo diga".

Fuentes del Ministerio señalaron que la intención del Gobierno es aprobar una habilitación, enmarcada dentro de las medidas que el Ejecutivo llevará al Congreso de los Diputados, para poder revisar esta remuneración, si la CNMC así lo considera conveniente.

Asimismo, negaron que el posible recorte al sector gasista por una sobrerretribución de estos activos pudiera ascender a cifras de 375 millones de euros y subrayaron que, en el caso de aplicarse, la revisión tendría un impacto de entre 0 y 50 millones de euros, dependiendo de la corrección de la valoración de estos activos por la CNMC.

El gabinete dirigido por Álvaro Nadal recalcó su mensaje al sector de que abandone los litigios, ya que con ellos el Gobierno se ve obligado a introducir "ajustes" para mantener en equilibrio el sistema y aseguró que su intención no es cambiar la reforma energética de 2013.

A este respecto, consideraron que el objetivo del Gobierno con esas revisiones es "mantener el equilibrio del sistema", ya que esos recursos terminan cargando costes que ponen en peligro este equilibrio.

BATERÍA DE AJUSTES.

En su comparecencia en el Congreso de los Diputados la pasada semana, el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, pidió al resto de fuerzas políticas del Parlamento respaldo para aplicar a las eléctricas y gasistas una serie de ajustes en su retribución por cerca de 250 millones de euros, de los cuales algo menos de 200 millones de euros corresponden al sector eléctrico y otros 50 millones de euros al sector gasista.

En un principio, estas medidas iban a ser incluidas en el paquete de enmiendas presentadas por el Grupo Popular en el Senado a la Ley contra la sequía, aunque finalmente no fue así.

El mayor de estos ajustes se refería a los costes del sistema eléctrico en transporte y distribución, donde consideró que existen "casos de sobrerretribución en el factor de retardo", por el que una distribuidora eléctrica o Red Eléctrica de España (REE) reciben un equivalente de tipo de interés de más del 5% durante un periodo de dos años desde que se realiza el proyecto hasta que se integra. Nadal estimó que el impacto de esta medida sería de unos 100 millones de euros, en una actividad de unos 7.000 millones de euros.

Otra de las partidas a ajustar correspondía a la retribución correspondiente a unos activos amortizados pertenecientes a las grandes compañías, después de una demanda presentada por pequeñas empresas distribuidoras ante el Tribunal Supremo, que estarían "sobreretribuidos" y cuyo impacto sería de unos 70 millones de euros.

Además, en los costes extrapeninsulares, propuso una actualización en los parámetros de activos una vez que REE ha remitido las pruebas más actualizadas para determinar la estructura de costes de generación de las distintas centrales en las islas, que ascendería a unos 15 o 20 millones de euros.

Asimismo, también solicitó el apoyo para que las empresas dueñas de las centrales nucleares asuman, en el caso de producirse su cierre, el coste de su desmantelamiento.

Para leer más