6 de abril de 2020
20 de diciembre de 2008

Industria cerrará la próxima semana con las eléctricas el acuerdo para eliminar el déficit de tarifa

MADRID, (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio prevé cerrar la próxima semana un acuerdo con las compañías eléctricas para eliminar el mecanismo por el que se genera el déficit de tarifa --diferencia entre los costes de la generación y los ingresos de la actividad regulada--, indicaron fuentes del sector a Europa Press.

Las fuentes aseguran que "el acuerdo está muy avanzado" y sólo pendiente de "detalles finales" que se resolverán previsiblemente sin mayores problemas. Todavía no se ha decidido si el acuerdo se escenificará o no en un encuentro entre el ministro de Industria, Miguel Sebastián, y los presidentes de las eléctricas.

La consecución de este acuerdo antes de fin de año había sido presentada por Sebastián como una condición necesaria para aplicar subidas en el recibo de la luz en el primer trimestre de 2009.

El ministro ha insistido en que la solución al problema del déficit tarifario, que en 2008 superará los 6.700 millones y alcanzará los 15.700 millones acumulados desde 2000, requerirá esfuerzos de los consumidores, las empresas y la Administración.

La parte que corresponde a los consumidores incluye subidas en la tarifa eléctrica. Industria ha propuesto un incremento del 3,5% para el primer trimestre de 2009 y en la negociación se han barajado incrementos progresivos que acerquen el precio de la electricidad al coste real y eviten que siga aumentando el déficit. La CNE calculó que estos incrementos necesarios son cercanos al 30%.

El esfuerzo de las empresas podría incluir un bono social vinculado a la renta para potencias inferiores a 4,4 kilovoltios (kV), un gesto con los mayores consumidores de electricidad y concesiones en el litigio acerca de la asignación de derechos de emisión de CO2.

En cuanto a la Administración, se baraja una reducción del IVA de la tarifa y el traslado de algunas partidas de la tarifa no relacionadas con el suministro a los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Las eléctricas piden que este traspaso afecte al impuesto eléctrico que recaudan las comunidades autónomas, a las primas a las renovables, a los planes de eficiencia y a otras rúbricas.

Sobre el IVA, la posición de las empresas contempla una rebaja de esta partida del 16% al 7% que reduciría en torno a 1.000 millones de euros el desajuste del sector eléctrico. Los costes extrapeninsulares rondan los 1.400 millones anuales, frente a los 1.700 millones de los impuestos a la electricidad, los 275 millones del fomento a la eficiencia y los cerca de 950 millones de primas a renovables.