17 de agosto de 2019
  • Viernes, 16 de Agosto
  • 14 de diciembre de 2008

    Petronor apuesta por la eficiencia y la regulación para actuar sobre la demanda energética

    SANTANDER, (EUROPA PRESS)

    El presidente ejecutivo de Petronor, Josu Jon Imaz, recalcó que "el único factor capaz de frenar" el crecimiento de la demanda energética es la eficiencia, buscando una mayor eficiencia en los procesos de generación eléctrica y en el transporte, y también a través de la regulación de las administraciones porque, según dijo, hay ciertos consumos que "sólo bajan cuando se regulan" y no sólo en función de la evolución de los precios.

    Así, puso el ejemplo del consumo de los frigoríficos, que en la actualidad representa el 25 por ciento de lo que consumían hace 38 años (se ha pasado de unos 1.400 kilovatios hora a principios de los años 70 a unos 250 ó 350 KW en la actualidad), y todo ello comenzó por una regulación del estado de California que llevó en su día a los fabricantes a amoldarse a aquella primera exigencia.

    En su intervención en el foro empresarial '¿Cómo afrontar la crisis económica', organizado por CEOE-Cepyme Cantabria, el ex presidente del PNV y ex consejero de Industria del Gobierno vasco repasó las principales tensiones entre la oferta y la demanda energética, al tiempo que subrayó la incidencia del crecimiento económico en el consumo energético y, a su vez, la repercusión de los precios de la energía en el crecimiento e incluso en las crisis.

    En su opinión, "el tensionamiento entre oferta y demanda" de energía y el "desequilibrio geográfico" entre productores y consumidores de esa energía va a afectar a nuestras economías en los próximos años y aseguró que no existen "fórmulas mágicas" para atajar la demanda, que sólo se puede "abordar" desde la eficiencia.

    Esa eficiencia pasa, a su juicio, por una mejora en los procesos de generación de energía eléctrica y por una mayor eficiencia y reducción del consumo en el transporte. En el caso de la energía eléctrica, será necesario aumentar la aportación de la energía hidroeléctrica, sin olvidar otras fuentes renovables que, no obstante, tienen algunas limitaciones.

    Así, en la energía eólica Imaz consideró que el "mayor freno" es que no se puede almacenar y, por tanto, España necesitaría mejorar sus interconexiones con Francia. La solar, por su parte, tiene todavía un precio elevado, pero se están consiguiendo eficiencias "muchos mejores". También aludió a otras alternativas, como la energía marina o la geotérmica, que ya no son "ficción", así como a los nuevos procesos limpios para generar electricidad en procesos con carbón.

    CENTRALES NUCLEARES

    Y junto a todo ello cree "obligado" abrir un debate "honesto y serio" sobre el futuro de la energía nuclear, una cuestión en la que, a su juicio, "probablemente no haya tantos negros y blancos, sino muchos grises".

    El presidente de Petronor reconoció que es "difícil" abordar nuevos emplazamientos de centrales nucleares, pero animó a reflexionar sobre la vida útil de las ya existentes y sobre la implantación de nuevas tecnologías en esas plantas que están ya operativas.

    En cuanto a la energía para el transporte, consideró que el sector petrolero tiene que hacer un "esfuerzo tecnológico importante" para conseguir combustibles "cada vez menos contaminantes y más sostenibles" a partir de crudos que, por el contrario, son cada vez "menos nobles".

    A su juicio, esos combustibles van a seguir siendo el principal nutriente para el transporte en los próximos años, porque aunque hay desarrollos como los vehículos híbridos o impulsados por hidrógeno, a día de hoy tienen todavía precios elevados.

    ENERGÍA Y CRECIMIENTO

    Respecto a la relación entre demanda energética y crecimiento económico, apuntó un descenso del consumo de energía en la actualidad ligado a la coyuntura económica, así como un descenso de los precios energéticos, pero advirtió de que cuando repunte el crecimiento económico "la tensión entre oferta y demanda va a estar dos o tres años más agravada".

    También explicó que en los próximos años los principales protagonistas del aumento del consumo energético serán los países emergentes. De hecho, se estima que China e India absorberán por sí solas el 40 por ciento del incremento del consumo energético en los próximos 25 años y sólo para cubrir ese aumento sería necesario "volver a inventar vez y media Arabia Saudí", según comentó Imaz.

    El presidente ejecutivo de Petronor aludió también a la influencia de los precios energéticos en las crisis, como sucedió por ejemplo en 1973 o a principios de los años 90. No obstante, en el caso de la crisis actual recordó que el origen no está en la energía, aunque, en su opinión, los elevados precios energéticos sí que han "entorpecido" la adopción de algunas medidas como la bajada de los tipos de interés que no se han podido adoptar cuando eran necesarias para atajar la crisis.

    "MEDIDAS RÁPIDAS PERO CAUTELOSAS"

    Junto a Josu Jon Imaz, compartieron mesa en esta sesión del foro empresarial de CEOE-Cepyme el presidente de la organización patronal en Cantabria, Miguel Mirones, y el consejero de Industria y Desarrollo Tecnológico del Gobierno regional, Javier del Olmo.

    El consejero destacó la importancia de este foro para intentar aportar "algo de luz" en tiempos de "incertidumbre y crisis" y subrayó también la trascendencia de tomar "medidas rápidas, pero mesuradas y cautelosas" frente a la crisis.