17 de septiembre de 2019
17 de octubre de 2018

Ribera califica de "cortina de humo" que Alcoa alegue el precio de la electricidad para cerrar sus plantas

MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha considerado una "excusa y una cortina de humo" que Alcoa alegue el alto precio de la electricidad para decidir el cierre de sus plantas de Avilés y A Coruña.

En declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press, Ribera reconoció la sorpresa del Gobierno por la decisión de Alcoa, ya que es una de las empresas beneficiarias y que se lleva "una buena parte" de las subastas de interrumpibilidad -el sistema de gestión de la demanda que retribuye a las empresas por desconectarse del sistema eléctrico en caso de ser necesario-.

Así, la ministra consideró que igual ahora es necesario "ralentizar" el proceso de las subastas de interrumpibilidad y replantearse el sistema.

Ribera subrayó que está trabajando "conjuntamente" con la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, para reaccionar "a algo que nos ha pillado por sorpresa".

"No es una tontería que dos grandes plantas de producción de industria básica anuncien su cierre sin comunicación, sin previo aviso. Es importante revisar con la empresa de que estamos hablando y ver los motivos reales de los cierres, cuando en sus balances seguían presentando beneficios. Algo no cuadra en esta operación, justo cierran las dos plantas donde no ha habido inversiones de mejora", dijo.

Ribera subrayó que cuando ayer se conoció la convocatoria del comité de empresa, la ministra de Industria intentó ponerse en contacto con los directivos de Alcoa, aunque sin éxito.

"Ahora queda por ver si es una decisión irreversible o si habrá otras compañías de aluminio que pueda hacerse cargo de esas instalaciones. Sustituir una firma por otra", añadió al respecto.

La titular de Transición Ecológica reconoció que "es muy llamativo" y "un poco duro" que en fase de recuperación económica dos multinacionales como Alcoa y Vestas hayan anunciado estos procesos de cierres de plantas en España.

"En el caso de Vestas, que también fue así y objeto de conversaciones duras con la empresa es doloroso, ya que esa industria es la del futuro", subrayó.