16 de octubre de 2019
19 de febrero de 2014

Soria dice que los contratos bilaterales entre consumidores y eléctricas existen, pero no se utilizan

Soria dice que los contratos bilaterales entre consumidores y eléctricas existen, pero no se utilizan
EUROPA PRESS

MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha explicado este miércoles que los contratos bilaterales entre consumidores y eléctricas para determinar el precio de la luz ya existen, pero apenas se utilizan, al menos por parte del pequeño consumidor doméstico, ya que algunas empresas sí recurren a esta fórmula. "No conozco a ningún consumidor doméstico que tenga un contrato bilateral, pero esa posibilidad existe y va a seguir existiendo", ha apuntado.

Así, Soria ha señalado que el nuevo esquema de fijación de precios de la luz mantendrá esta modalidad de contrato, junto con otras dos: un contrato estándar, que las eléctricas estarán obligadas a tener a partir del 1 de abril para todos aquellos consumidores que quieran acogerse al mismo, y una tercera opción consistente en que se pagará de electricidad lo que se consuma cada hora, para lo que se implantará lo que ha denominado un "contador inteligente".

De esta forma, el ministro ha explicado, en declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press, que habrá tres modalidades distintas para facturar la luz que evitarán la volatilidad de las subastas, que han supuesto un coste para los consumidores de unos 1.100 millones de euros desde 2009, a razón de unos 270 millones de euros anuales. Al no existir subasta, el coste de intermediación se eliminará, por lo que los consumidores no tendrán que asumirlo.

Si se elige el sistema de facturación por horas, Soria ha indicado que, como el precio de la electricidad varía cada hora, habrá días por los que se pague más y otros por los que se pague menos, pero ha insistido en que lo importante es que, sumando todas las facturas del año, el coste para el consumidor será inferior.

Sobre las quejas de las eléctricas ante este nuevo modelo, el ministro considera que es "comprensible" que no les guste, pues la eliminación de la subasta eléctrica les supondrá menos ingresos, pero a cambio los consumidores verán reducidos sus recibos. "Es comprensible su posición, pero mucho más comprensible es el interés general", ha subrayado el titular de Industria.