12 de diciembre de 2019
28 de junio de 2010

El G-20 votará en noviembre el posible cambio en las cuotas de poder del FMI

TORONTO, 28 Jun. (Reuters/EP) -

Los dirigentes de las veinte principales economías industrializadas y emergentes del mundo (G-20) se han comprometido a realizar el próximo mes de noviembre una votación que podría dotar de mayores cuotas de decisión en el Fondo Monetario Internacional (FMI) a las naciones en auge.

Durante el final de la cumbre celebrada este fin de semana en Toronto, los líderes del G-20 reiteraron su compromiso de transferir al menos el 5 por ciento de los asientos del FMI a naciones emergentes como China, Brasil, Rusia o India, como ya acordaron en la reunión celebrada en Pittsburgh (Estados Unidos) el pasado mes de septiembre.

La votación se realizará durante la próxima cumbre del G-20, prevista para los días 11 y 12 de noviembre en Seúl. Los 187 países miembros del FMI tendrían que ratificar posteriormente, en enero de 2011, los acuerdos alcanzados por el grupo de los veinte. La medida ampliaría la influencia de los países emergentes en el FMI, dominado desde su creación por Estados Unidos y algunos países europeos.

Las potencias emergentes poseen en estos momentos menos del 45 por ciento de las acciones y votos del FMI, por lo que quieren aumentar su capacidad en más del 5 por ciento para ver reflejada su actual influencia en la economía global. El acuerdo se produciría en detrimento de los países europeos, que son los que verían más reducido su número de votos.

"Instamos a acelerar el importante trabajo que aún se necesita para que el FMI complete la reforma de sus cuotas durante la cumbre de Seúl, de acuerdo con los compromisos realizados en Pittsburgh", señala la declaración final de la reunión de Toronto. "Modernizar la gobernanza del FMI es un elemento central en nuestros esfuerzos para mejorar la credibilidad, legitimidad y eficacia del FMI", añade.

El director del FMI, Dominique Strauss Khan, dijo que los países miembros del organismo que dirige aún deben decidir sobre los posibles cambios en el actual sistema de votación, añadiendo que espera que el poder de decisión de China sea "bastante grande". Por su parte, el presidente chino, Hu Jintao, instó a actuar con mayor rapidez para llegar a un acuerdo en Seúl.