21 de septiembre de 2019
  • Viernes, 20 de Septiembre
  • 28 de diciembre de 2018

    Los bancos deben asumir que ganarán menos por cumplir las leyes antiblanqueo, según Banco de Holanda

    AMSTERDAM, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

    La banca tiene que asumir que el cumplimiento de las leyes contra el blanqueo de capitales supondrá aceptar unas ganancias inferiores en un contexto social en el que cada vez tiene mayor relevancia la reducción de los riesgos del sistema bancario, aunque esto sea a costa de reducir la retribución ofrecida a los accionistas, según ha señalado el gobernador del Banco de Holanda, Klaas Knot, en una entrevista con el diario 'NRC'.

    "Los bancos deben tomarse muy en serio su función de guardianes", apunta el banquero holandés en referencia a los miles de millones en fondos de origen criminal que buscan filtrarse a la economía legal, ante lo que insta a las entidades a tener listos sus sistemas "para notificar de inmediato tan pronto como haya sospechas de lavado de dinero".

    En este sentido, cuestionado por las altas rentabilidades ofrecidas por el grupo ING, que el pasado mes de septiembre aceptó pagar 775 millones de euros para zanjar las investigaciones relacionadas con deficiencias en la prevención de lavado de dinero y de prácticas corruptas en su filial holandesa, ING Netherlands, entre 2010 y 2016, Knot afirma que "esa fue la decisión equivocada".

    "El negocio ha prevalecido sobre el cumplimiento y la gestión de riesgos. Riesgos y beneficios son las dos caras de la misma moneda. Como sociedad deseamos un sistema bancario con menores riesgos. La desventaja es: menor rentabilidad para los accionistas de los bancos", añade Knot.

    En este sentido, el gobernador del Banco de Holanda, considerado uno de los halcones del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), subraya que los bancos deben lograr sus beneficios en cumplimiento de las leyes y regulaciones aplicables en cualquier circunstancia, lo que incluye los costes y, por tanto, menores beneficios.

    "El margen de maniobra dentro de la ley se ha reducido de forma deliberada en los últimos años. La sociedad ya no acepta los riesgos que una vez existieron en los bancos", añade Knot, quien duda de si esta circunstancia "habrá sido suficientemente tenida en cuenta en las rentabilidades que los bancos anticipan para sus inversores".

    BALANCE DEL QE.

    Por otro lado, el banquero central holandés se muestra menos entusiasta que Mario Draghi, presidente del BCE, a la hora de hacer balance sobre el impacto del programa de compras de la entidad, conocido como QE, que se dio por finalizado el pasado 19 de diciembre, aunque la institución seguirá reinvirtiendo los vencimiento del principal de la deuda acumulada en su balance.

    "Me gustaría hacer hincapié en que no considero que sea un instrumento estándar, y que, por lo tanto, solo debería usarse en el futuro si el riesgo de deflación fuera evidente, ya que el QE también es un instrumento que distorsiona significativamente la exposición al riesgo en los mercados financieros", sostiene Knot, chocando así con lo afirmado por Draghi en su última comparecencia ante los medios, donde señaló que las compras de deuda soberana pasaban a formar parte de "la caja de herramientas" del BCE, después de que el Tribunal de Justicia de la UE avalase su legalidad.

    En este sentido, el banquero holandés reconoce que el programa ha permitido reducir los costes de financiación de los países del euro, recortando así la fragmentación existente en el bloque, aunque considera que el mayor impacto del QE se ha reflejado en el tipo de cambio del euro, beneficiando al sector exportador de la eurozona.

    De hecho, Knot reconoce que, en cierto sentido, la zona euro ha hecho lo que en otras ocasiones tanto había criticado a países como Italia. "Es una forma barata de no tener que reformar. No sé si existe un vínculo directo, pero el momento de la reforma en la eurozona también se detuvo alrededor de 2015", defiende el holandés en referencia al momento en que el BCE puso en marcha sus compras de bonos soberanos.

    Para leer más