22 de enero de 2020
23 de septiembre de 2019

La defensa de una exconsejera de Bankia acusa a la fiscal de "hacer suyo" el relato del auditor sin pruebas

Sostiene que no ha quedado acreditado que Araceli Mora conociese las irregularidades contables

La defensa de una exconsejera de Bankia acusa a la fiscal de "hacer suyo" el relato del auditor sin pruebas
El abogado de la exconsejera de Bankia Araceli Mora, durante la presentación de conclusiones finales del juicio por la salida a Bolsa de la entidad. - EUROPA PRESS

SAN FERNANDO DE HENARES (MADRID), 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

La defensa de la exconsejera de Bankia Araceli Mora ha acusado a la Fiscalía Anticorrupción de haber "hecho suyo" el relato del socio auditor Francisco Celma "sin que haya nada más allá de su testimonio" que lo corrobore, según ha puesto de manifiesto al inicio de la sesión del juicio por la salida a Bolsa de Bankia que se celebra en la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares (Madrid), en el que considera que no se ha probado que su representada concurriese en "una conducta dolosa".

En concreto, el abogado se refiere a la afirmación de que fue a partir de la llegada del nuevo equipo gestor de José Ignacio Goirigolzarri cuando fluyó la información que al auditor le faltaba para elaborar su informe de auditoría de las cuentas del ejercicio 2011.

"Ni el testimonio de Goirigolzarri, ni el del interventor general de la entidad, ni ningún medio documental aportado a las actuaciones: nada corrobora que a partir de la llegada de Goirigolzarri fluyera la información que al auditor le faltaba y que eso es lo que le permitió, en ultimo extremo, completar su trabajo", ha explicado el abogado.

Por tanto, la defensa de Mora considera que la Fiscalía "ha hecho de un testimonio ausente de cualquier prueba un relato", el de que la información estaba clausurada, que no se ponía a disposición del auditor y que solo comenzó a fluir cuando el nuevo equipo gestor llegó a la entidad.

Por otro lado, el abogado de Araceli Mora ha recordado que tanto el Ministerio Fiscal en sus conclusiones iniciales como el perito Antonio Busquets en su informe pericial reconocieron que las cuentas de Bankia eran "coherentes" respecto a la información que el consejo venía recibiendo mensualmente. "La información que mensualmente recibían los miembros del consejo era consecuente con los registros de partida que estaban auditados", ha asegurado.

Centrándose en la acusación hacia su representada --la Fiscalía no la acusaba inicialmente, pero en su informe final pidió para ella una condena de un año sustituible por multa por un delito de falsedad contable de las cuentas de 2011--, el abogado sostiene que el Ministerio Público "no ha conseguido demostrar concurrencia de conducta dolosa" por parte de la exconsejera.

Según ha expuesto, los informes del Banco de España no evidencian la existencia de deterioros ocultos sobre la que subyazca la falsedad en la medida en que no estuvieran reconocidos, y aunque lo hicieran, la exconsejera no lo hubiese conocido dado el carácter reservado de estos informes, que no llegaban a la entidad.

Además, ha defendido que no se le puede achacar el conocimiento de ninguna falsedad por la mera pertenencia al consejo de administración, o de lo contrario se habría acusado a todos los consejeros, y no solo a los miembros del comité de auditoría y cumplimiento.

Respecto a los correos electrónicos que se han aportado a la causa, el abogado ha descartado que pueda deducirse que Mora tuviese conocimiento alguno de los supuestos pasivos ocultos "sencillamente porque no era destinataria" de esos correos.

SU DIMISIÓN, LA "PRUEBA EXCULPATORIA"

Asimismo, el abogado ha recordado que Araceli Mora presentó una carta de dimisión el 25 de mayo de 2012, cuando se planteó la reformulación de cuentas de 2011, lo que serviría como "prueba exculpatoria".

"En la duda de no entender el cambio de estimaciones, ella se hace la pregunta de si esos deterioros no vendrán de más atrás, por más que no ha podido contrastarlo. La fiscal dice que, en ese momento, intuitivamente pudo reconocer que los deterioros provenían de más atrás de 2011 y permanecían ocultos", una afirmación que el letrado ha desechado.

La exconsejera de Bankia declaró durante el juicio que las razones sobre la reformulación de las cuentas anuales de 2011 de la entidad eran "inadmisibles e imposibles", a pesar de que el director de control interno, Miguel Ángel Soria, le garantizara que todos los procesos eran correctos y que la reformulación respondía a un cambio en las estimaciones por recomendaciones de instituciones, por la implantación del Real Decreto 2/2012 y por cambios en la coyuntura económica, descartando que se tratara por deterioros ocultos en épocas anteriores.

No obstante, la exconsejera de Bankia aseguró que dudó en todo momento y pidió en numerosas ocasiones una explicación que respaldara de forma consistente la reformulación. En su opinión, las causas de la reformulación eran contrarias a la norma, que señala que solo se debe llevar a cabo en caso de que exista un error, y no por cambios en las estimaciones.

El 25 de mayo Goirigolzarri pidió a todo el consejo que dimitiera a petición del ministro de Economía, Luis de Guindos, ya que no quería que la administración estuviera integrada por ningún vocal que viniera de la época de Rodrigo Rato.

Mora dijo a Goirigolzarri que solo dimitiría si dejaba constar en acta las razones de su dimisión, que respondían a que opinaba que la reformulación no procedía. En caso de que no quisiera hacerlo constar, la exconsejera le dijo que "tendría que cesarla".