7 de diciembre de 2019
  • Viernes, 6 de Diciembre
  • 28 de julio de 2010

    Economía/Finanzas.- (Ampl) BBVA ganó 2.527 millones de euros hasta junio, un 9,7% menos, tras dotar provisiones

    MADRID, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

    BBVA obtuvo un beneficio neto atribuido de 2.527 millones de euros en el primer semestre, cifra inferior en un 9,7% a la del mismo periodo de 2009, informó hoy la entidad.

    El banco que preside Francisco González subrayó que este resultado se produce después de haber procedido adicionalmente a dotar una provisión genérica por insolvencias de 250 millones de euros, en contraste con lo ocurrido en el primer semestre de 2009, cuando no realizó provisiones genéricas para insolvencias adicionales.

    La entidad destacó que este resultado refleja la "excelente" evolución de los ingresos, la "fortaleza" de sus resultados operativos y la potencia de su modelo de negocio.

    El margen de intereses de BBVA alcanzó los 6.937 millones de euros en el primer semestre, un 1,2% más, en tanto que el margen bruto creció un 4,8%, hasta los 10.880 millones de euros. Por su parte, el margen neto avanzó un 3,3% y se situó en 6.500 millones de euros.

    El banco incidió en que las cifras reflejan su diversificación, ya que el 46% del margen bruto procede ya de economías emergentes con perspectivas de fuerte crecimiento, mientras que el resto lo aportan las economías desarrolladas.

    BBVA cerró el primer semestre con una tasa de morosidad del 4,2%, un punto superior a la de hace un año, pero una décima inferior a la existente al finalizar marzo. En este sentido, BBVA destacó que se trata de la primera vez que esta tasa se reduce desde 2006.

    SOLVENCIA, CAPITAL Y LIQUIDEZ.

    El 'core capital' se estableció en el 8,1% al término del semestre, similar al registrado en marzo, mientras que el 'Tier 1' se situó en el 9,2%, mientras que el banco cuenta con plusvalías latentes en sus carteras de participaciones más líquidas de 762 millones de euros.

    Para BBVA, su fortaleza y solvencia han quedado confirmadas en las pruebas de resistencia realizadas a la banca europea, y a pesar de no realizar ninguna ampliación de capital, se encuentra entre los bancos más sólidos de Europa y con menor impacto en sus ratios de capital.

    En medio de las tensiones en los últimos meses, el grupo ha tenido acceso a los mercados y ha realizado emisiones a largo plazo por 7.599 millones.

    DEPÓSITOS Y CRÉDITOS.

    Los recursos de clientes ascendían a cierre de junio a 508.659 millones de euros, lo que arroja un crecimiento del 2%, informó BBVA, para destacar que sólo en el segundo trimestre los depósitos minoristas aumentaron en 19.371 millones, de los que 10.120 millones corresponden a España y Portugal.

    Los créditos brutos a la clientela ascendieron a 348.884 millones, lo que supone un crecimiento del 4% respecto a los seis primeros meses de hace un año y la primera variación interanual positiva desde hace cuatro trimestres.

    A su parecer, se observa un cambio de tendencia en la caída de la actividad comercial durante el segundo trimestre desde que empezó la crisis en 2007, que se refleja en una recuperación de la actividad crediticia, con avances en "prácticamente todas las áreas" de negocio.

    BBVA inscribió estos resultados en un entorno dominado por factores como el deterioro del riesgo soberano y la rebaja del 'rating' a España y a instituciones financieras, los mercados mayoristas tensionados y la caída de ingresos en actividad mayorista, el deterioro de los márgenes minoristas y el empeoramiento de la calidad crediticia global.

    En este escenario, "BBVA sigue demostrando su fortaleza trimestre a trimestre, que se extiende a los principales capítulos de la gestión -resultados, riesgos, solvencia y liquidez- y a todas las áreas de negocios", resaltó la entidad.