2 de marzo de 2021
14 de marzo de 2008

Economía/Finanzas.- Caja Duero resalta su elevada liquidez y critica las "obscenas prácticas de competencia desleal"

Cristina Vidal es designada como representante del sector de Corporaciones Municipales en el Consejo de Administración de la caja

SALAMANCA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Asamblea General Ordinaria de Caja Duero, celebrada hoy en Salamanca, aprobó las cuentas anuales de la entidad correspondientes a 2007 que se saldaron con un beneficio neto récord de 130 millones de euros, un 27,11 por ciento superior al del año anterior, y sin recurrir a operaciones financieras.

Además y según informó hoy la entidad tras la celebración de la Asamblea General Ordinaria, Caja Duero finalizó 2007 sin ninguna incidencia derivada de la crisis financiera internacional, "confirmando su fortaleza y su elevada solvencia, recientemente ratificada por la agencia de calificación Moody's".

Durante su intervención en la Asamblea, el presidente de Caja Duero, Julio Fermoso, destacó la anticipación adoptada por la Dirección General de la entidad en 2006, fecha en la que ya se estableció una doble política, apostar por la captación de recursos de clientes y moderar la concesión de créditos, como terapias ante los riesgos que se atisbaban en el sistema financiero.

Frente a esta política, Fermoso criticó la "censurable" reacción de algunas entidades de la competencia a las que acusó de trasladar el miedo a los clientes y de crear "infundados fantasmas", en lo que definió como "obscenas prácticas de competencia desleal". "Se ha intentado frenar la huída del ahorro, señalando que la liquidez de nuestra Caja estaba en entredicho", continuó el presidente de Caja Duero ante los miembros de la Asamblea General, añadiendo que ante esta situación "la caja actuará con contundencia".

En su informe a la Asamblea de Caja Duero, Fermoso comunicó que la ratio de morosidad se situó al cierre de 2007 en el 0,85 por ciento, mientras que la cobertura de morosidad se "reforzó considerablemente", aumentando del 248 por ciento al 260 por ciento, por encima de las cifras del sector de las cajas "y mucho mejores que las de la banca". Los recursos propios computables ascendieron a 1.434 millones de euros.

FORTALECER A LA ENTIDAD ANTE INCERTIDUMBRES.

Por otro lado, informó de que Caja Duero ha realizado unas dotaciones de hasta 93 millones de euros para fortalecer la posición de la entidad ante las incertidumbres de carácter general por las que atravesará el mercado financiero durante 2008. En este sentido y ante el previsible avance de la morosidad en los próximos meses, Caja Duero cuenta con 314 millones en provisiones constituidas con la "exclusiva finalidad" de cubrir las operaciones crediticias en el momento que presenten algún signo de dificultad para cumplir el calendario de pagos.

El presidente de Caja Duero aseguró que esas reservas acumuladas, junto a los 1.434 millones de recursos propios, constituyen "dos pilares fundamentales" sobre los que se asienta la "sólida estructura financiera" de la entidad.

Fermoso también destacó la "holgada situación de liquidez, fruto de su equilibrada estructura de balance", y dio a conocer un estudio de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA) que sitúa a Caja Duero en el sexto puesto en el ranking nacional con cifras relativas a enero de 2008.

"Los datos --finalizó Fermoso-- son contundentes y Caja Duero está en la dirección correcta, fruto de su estrategia de anticipación, con una sólida situación financiera y una cómoda posición de liquidez. Además dispone de unas provisiones especiales para encarar los posibles problemas de morosidad que puedan sobrevenir. Por ello podemos afirmar de manera rotunda que nuestra entidad dispone de la fortaleza financiera necesaria para afrontar sin sobresaltos un escenario de crisis".

Por su parte, la calificación emitida en octubre por Moody's mantiene la calificación de la entidad en A2/P-1/C, sustentada en unos "satisfactorios" fundamentos financieros destacando como fortalezas de la caja, las siguientes: la sólida franquicia con fuerte reconocimiento de marca a nivel local y nacional; la sólida calidad del activo, y la buena liquidez, con menores recursos de mercados que sus competidores, gracias a la buena base de financiación minorista, y una buena capitalización.

En la Asamblea también se repasaron los principales epígrafes del balance y la cuenta de resultados. Así, el volumen de negocio gestionado por la Caja y su Grupo consolidado ha aumentado en 3.280 millones, lo que supone un crecimiento del 11,13, hasta alcanzar al cierre del año una cifra de 32.754 millones de euros. Las inversiones crediticias se han situado en este periodo en 14.439 millones, con un aumento del 6,59 por ciento.

Por su parte, los recursos de clientes administrados han cerrado en una cifra de 18.314 millones, con un incremento del 14,99 por ciento. Dentro de éste, destacan los recursos en balance que, por importe de 15.955 millones, suponen una subida del 18,06 por ciento.

El crecimiento del volumen de negocio se traduce en una mejora sustancial del margen ordinario, del 3,26 por ciento, hasta obtener los 488 millones. La fortaleza de dicho margen, conjuntamente con la contención de los gastos generales de administración, ofrece un margen de explotación de 249 millones, con una mejora del 5,31 por ciento.

AUMENTA EL PRESUPUESTO DE OBRA SOCIAL.

Por otro lado, la Asamblea de Caja Duero aprobó hoy destinar 36 millones de euros a su obra social durante 2008, frente a los 35 millones del año anterior, un 31 por ciento del beneficio neto alcanzado en 2007. En concreto, para este ejercicio la institución ha presupuestado 23 millones para actuaciones propias en materia social y cultural, 9 millones para obra ajena, y 225.000 euros irán destinados a colaboración con países en vías de desarrollo.

Fermoso informó también de que en el año 2007 la Fundación Caja Duero, en paralelo con la Obra Social, desarrolló una intensa actividad, centrada en programas musicales y de artes escénicas, promoción de las artes plásticas, investigación en nuevas tecnologías, y análisis sobre la economía social.

Entre los programas de Responsabilidad Social Corporativa emprendidos por la institución destacó la creación en Valladolid, Soria y Cáceres de un pionero servicio de atención a sordos, contratando intérpretes en lengua de signos para facilitar las necesidades financieras de las personas con problemas de audición o lenguaje. Este servicio ya funcionaba con éxito desde el año anterior en Salamanca.

Por último, en la Asamblea de hoy tomó posesión como nueva consejera la concejal del Ayuntamiento de Valladolid Cristina Vidal Fernández, que el pasado 7 de marzo fue designada como representante del sector de Corporaciones Municipales en el Consejo de Administración.