16 de enero de 2021
4 de abril de 2012

Economía/Finanzas.- Caja Laboral se plantea acometer una ampliación de capital de 165 millones de euros

Dice que responde a la necesidad de preparar el futuro y no está motivada por la operación con Ipar Kutxa aunque puede "jugar a favor"

BILBAO, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

Caja Laboral ha acordado, en la última sesión de su Consejo Rector, iniciar un proceso de ampliación de capital por 165 millones de euros y será en su asamblea general ordinaria de 21 de abril cuando lo someterá a aprobación. La decisión tiene como objetivo prepararse para los "escenarios futuros" que pueden requerir mayor nivel de capitalización y, según ha confirmado la entidad a Europa Press, no estaría motivada por la posible integración con Ipar Kutxa, aunque puede "jugar a favor".

El detalle de esta operación ha sido dado a conocer por el presidente del Consejo Rector de Caja Laboral, Txomin García, en una entrevista publicada en "Tu Lankide".

García explica que, en la actualidad, cuentan con un capital de 500 millones de euros y unos fondos propios totales (capital más reservas) de 1.571 millones. El responsable de la entidad señala que la práctica totalidad de entidades que operarán en el futuro sistema financiero del Estado han abordado o están abordando, procesos de ampliación, debido a que el escenario futuro requerirá de Entidades "con niveles de capitalización más altos que en el pasado".

En este sentido, señala que, aun cubriendo "con holgura" los actuales requerimientos de capital, incluso los que se plantean en el acuerdo de Basilea para 2019, la entidad ha creído necesario asentar "en mayor medida" su solvencia. "Es necesario ser también prudentes en este aspecto, y blindar el proyecto ante escenarios adversos y que presentan todavía incertidumbres considerables en el medio plazo", añade.

García recuerda que, en la actualidad, la composición societaria de Caja Laboral se distribuye entre los socios de trabajo y colaboradores (jubilados de Caja Laboral) que ostentan el 43 por ciento de la representación, y los socios colectivos (cooperativas asociadas) con el 57 por ciento restante.

El responsable de esta entidad asegura que será a estos colectivos a los que se dará prioridad en primera instancia, de forma que puedan acceder al volumen que "consideren razonable". Agrega que, a partir de ahí, se irá dando la opción de participar a los cooperativistas de las cooperativas asociadas y, como novedad, a los clientes vinculados de Caja Laboral.

García precisa que se efectuará este proceso de ampliación de capital "de manera sosegada" y, en concreto, se marcan un plazo de dos años para su "cobertura total". Por último, detalla que esta ampliación se abordará en la próxima Asamblea General Ordinaria el 21 de abril y, a partir de esa fecha, se pondría en marcha.

Por su parte, fuentes de Caja Laboral han explicado a Europa Press que, desde hace tiempo, se venía analizando la posibilidad de recurrir a una ampliación de capital y han señalado que no viene motivada por la intención de impulsar su integración con Ipar Kutxa, ya que se estaba reflexionando antes sobre ello.

La caja ha señalado que esa posible operación con Ipar Kutxa "no les obliga" a hacer esa ampliación, aunque puede "jugar a favor" y ser "facilitadora".

Las mismas fuentes han señalado que básicamente la decisión viene motivada por la necesidad de "prepararse", ante los escenarios futuros que se puedan dar. La entidad ha indicado que, con su actual situación de capital, no tendrían "ninguna necesidad" de acometer esta ampliación, porque cuentan "con una solvencia para poder continuar".

Sin embargo, la entidad ha destacado que, a futuro, se prevé que las exigencias del mercado y del sistema puedan ser "mayores" y, por tanto, se plantea esta decisión para "poder estar con holgura en estos nuevos tiempos que puedan llegar".

La caja ha señalado que, por tanto, no tiene prisa en acometer esta operación y, prueba de ello, es, según ha destacado, que se han dado un plazo de dos años.

Por otra parte, ha indicado que una de las novedades del proceso es que se abra a que participen los clientes de Caja Laboral y que se ha planteado para el supuesto de que no se complete con socios de trabajo y colectivos.

"NINGÚN PROCESO DE BANCARIZACIÓN"

Por otra parte, en la entrevista recogida en "Tu Lankide", Txomin García indica que Caja Laboral se ve como un "proyecto cooperativo y de economía social" y no "desean", ni contemplan "ningún proceso de bancarización", por lo que su objetivo es seguir siendo una cooperativa de crédito.

A su juicio, el modelo cooperativo es un valor "en sí mismo" y señala que, en coherencia con su modelo cooperativo, no contemplan acuerdos con entidades no cooperativas o cuya finalidad sea realizar la actividad financiera desde una figura bancaria. "La cooperativa es para nosotros una forma de entender la banca", asegura.

García añade que Caja Laboral presenta unos "notables" indicadores en los parámetros básicos de la gestión bancaria, como son la solvencia, liquidez, morosidad o eficiencia, lo que les permite mantener su "autonomía de decisión y no sentir la presión o necesidad de tomar medidas no deseadas para la pervivencia de nuestro proyecto".

No obstante, asegura que son un proyecto "abierto a otros que compartan o quieran compartir nuestros valores y forma de entender el negocio bancario".

IPAR KUTXA

En este sentido, ante la posible integración con Ipar Kutxa, destaca que comparten con esta entidad "gran parte de valores" y cumple "todos los requisitos" para compartir un proyecto.

"Es por tanto un proyecto con el que, además de compartir valores, podemos empezar inmediatamente a construir un futuro, pues se encuentra en una posición, saneada. Esto es muy importante, pues quiero recalcar que se trata de una integración que nada tiene que ver con las fusiones que estamos observando en el mercado estatal, en el que está siendo necesario, obligado, afrontar procesos de fusión para preservar la viabilidad de determinadas entidades", añade.

García indica que la posible integración de ambas entidades les permitirá consolidarse como segunda cooperativa de crédito del Estado y segunda entidad financiera del País Vasco. En concreto, cree que les permitirá asentar especialmente la posición en los mercados de Bizkaia y Álava, en los que se dará un "salto relevante" en cuota.

En relación al debate de que las entidades deben tener el suficiente tamaño, Txomin García añade que, en su caso, se plantean ofrecer sus servicios principalmente en los mercados de Euskadi, Navarra, incluso en Rioja y Valladolid. Además, añade que mantienen su proyecto de crecimiento potencial en la Red Nueva ubicada en otras Comunidades Autónomas como Aragón, Castilla y León, Asturias, Cantabria o Madrid.

"Esa es nuestra referencia, y para ello contamos con un tamaño adecuado pues nuestra actividad principal actual se centra en un mercado que supone en torno al 15 por ciento del PIB del Estado y que abordamos con un tamaño, con la incorporación de Ipar Kutxa, que nos sitúa con unos activos totales de unos 25.000 millones de euros y cuotas de mercado que superan el 15 por ciento en el mercado en el que queremos competir", apunta.

En este sentido, precisa que el impacto de Caja Laboral en su zona de actuación sería equivalente al de un Banco Nacional del tamaño de 165.000 millones de euros.

Por otra parte, García señala que son una de las entidades que presenta una "menor dependencia" de los mercados mayoristas, ya que el 85 por ciento de sus créditos están financiados con recursos de clientes, no contando con vencimientos en mercados mayoristas hasta finales de 2013 y que no renovarán, sino que tienen planificado autofinanciar.

Por último, señala que, salvo alguna "aislada excepción", las cajas van a desaparecer y quedarán únicamente "jugadores en el mercado que operarán en uno de los otros dos formatos", en referencia al modelo bancario y al cooperativo.