23 de agosto de 2019
  • Jueves, 22 de Agosto
  • 22 de julio de 2010

    Economía/Finanzas.- Credit Suisse gana 2.728 millones en el primer semestre, un 2% más

    ZURICH (SUIZA), 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El banco suizo Credit Suisse obtuvo en el primer semestre de 2010 un beneficio neto atribuible de 3.648 millones de francos suizos (2.728 millones de euros), un 2% más en comparación con los 3.577 millones de francos suizos (2.675 millones de euros) que ganó en los seis primeros meses del ejercicio anterior.

    La cifra de negocio del banco suizo alcanzó entre enero y junio los 17.381 millones de francos suizos (13.000 millones de euros), lo que supone un 4,3% menos frente a los 18.167 millones de francos suizos (13.589 millones de euros) que ingresó en el mismo periodo de 2009.

    En el segundo trimestre de 2010, Credit Suisse obtuvo un beneficio neto atribuible de 1.593 millones de francos suizos (1.191 millones de euros), un 1,4% más en comparación con los 1.571 millones de francos suizos (1.174 millones de euros) que ganó en el mismo periodo del ejercicio anterior.

    La cifra de negocio entre abril y junio alcanzó los 8.420 millones de francos suizos (6.297 millones de euros), lo que supone un 2,2% menos en comparación con los 8.610 millones de francos suizos (6.439 millones de euros) que ingresó en el segundo trimestre de 2009.

    Asimismo, la rentabilidad de los fondos propios atribuible a los accionistas se situó en el 20,1% en los seis primeros meses del año, el mismo porcentaje que el primer semestre de 2009, y en el 17,8% en el segundo trimestre, tres décimas más el mismo periodo de hace un año.

    Por su parte, la provisión para pérdidas crediticias de Credit Suisse fue negativa en 30 millones de francos suizos (22,4 millones de euros) en el primer semestre, frente a la cifra positiva de 493 millones de francos (368 millones de euros) del mismo periodo del año pasado. En el segundo trimestre del año, las provisiones alcanzaron los 20 millones de francos suizos (15 millones de euros), frente a los 310 millones de francos suizos (232 millones de euros) de hace un año.

    El consejero delegado de Credit Suisse, Brady W. Dougan, destacó el "sólido rendimiento" de la entidad durante un "difícil segundo trimestre" para la banca, especialmente en sus divisiones de Banca Priva y Banca de Inversión. Además, aseguró que el banco está contribuyendo activamente a los esfuerzos del sector por construir "un sistema financiero más robusto y estable, ayudando a los clientes en situaciones de mercado desfavorables y manteniendo un diálogo abierto y constructivo con los reguladores".

    En este sentido, añadió que, gracias a su fuerte base de capital y de liquidez, el banco está bien posicionado para "satisfacer los cambiantes requisitos regulatorios" e incidió en que siguen confiando en que su estrategia es "apropiada y resistente ante la inseguridad y los desafíos del entorno económico y de los mercados".