23 de enero de 2020
11 de febrero de 2010

Economía/Finanzas.- Olivas (Bancaja) pide que la reforma de la ley de cajas se aborde con "cierta rapidez" y consenso

VALENCIA, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Bancaja, José Luis Olivas, solicitó hoy que la reforma de la ley de cajas de ahorros se aborde "aunque no con urgencia, con cierta rapidez", al tiempo que apostó por el consenso de todos los grupos políticos, el Banco de España y la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA) para concretar los cambios legales que "hay que introducir para adaptar las cajas al mercado actual".

El también vicepresidente de la patronal de las cajas de ahorros se pronunció de este modo durante la rueda de prensa para presentar los resultados de Bancaja de 2009 al ser preguntado sobre los cambios que considera que se deberían hacer para reformar del sistema financiero en España.

Olivas instó a abordar la reforma de la Ley de Organos Rectores de Cajas de Ahorros (Lorca) "con cierta rapidez", con el fin de que las cajas puedan estar "preparadas" para adoptar las decisiones "adecuadas" en el momento que se lleven a cabo cambios de regulación en el sistema financiero, como la mayor exigencia de recursos propios.

En este sentido, explicó que el sector financiero va a sufrir "cambios importantes" puesto que se reducirán los márgenes y se harán requerimientos de capital mayores de los que se exigen en la actualidad y cuya captación, según dijo, comporta dificultades para las cajas, puesto que se consigue en el mercado o a través de fusiones.

Por ello, opinó que un aumento de tamaño de las entidades financieras será "absolutamente necesario" en el plazo de unos tres años para "defender las cuentas de resultados y tener posibilidades en el mercado". Además, consideró que existe un "exceso de oferta financiera que tendrá que reducirse, en función de las necesidades del mercado".

En esta línea, consideró que el proceso de reestructuración se alargará, pese a que se está produciendo, con fusiones y Sistemas Institucionales de Protección (SIP), movidos por los plazos de autorización de Bruselas al Fondo Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

FUSIONES NATURALES EN DOS O TRES AÑOS.

Así, auguró que "en dos o tres años, sin presión financiera ni necesidad de acudir al FROB, se registrarán fusiones naturales" y apuntó que "ahí puede presentarse una oportunidad para una entidad como Bancaja".

En esta línea, comentó que la entidad "no se plantea una fusión como necesidad perentoria" y que su posición es la de estudiar cualquier posibilidad. No obstante, insistió en que la "prioridad" es trabajar en la gestión de la caja, con el fin de "afrontar reformas en condiciones de ejercer un liderazgo en proceso de reordenación".

Además, explicó que las cajas que inician un proceso de fusión están movidas por la necesidad de aumentar su tamaño o de inyectar recursos propios desde el FROB.

Sin embargo, resaltó que Bancaja, como la tercera caja mayor del país, con un volumen total de activos de 111.459 millones de euros, y con un ratio de solvencia de 12,31 por ciento, no tiene "ninguna necesidad ni inquietud de cara al futuro inmediato".

Así, insistió en que la entidad valenciana "se ha consolidado como la tercera caja de ahorros y ha capeado el temporal con resultados muy estimables", por lo que se mostró convencido de que "saldrá fortalecida de la crisis".