6 de abril de 2020
17 de marzo de 2008

Economía/Finanzas.- Stark (BCE) afirma que el ajuste del mercado es un corrección de los excesos del pasado

El miembro del BCE defiende la estabilidad de precios como única vía de apoyo de la política monetaria al crecimiento

PARÍS, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

El miembro del consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE), Juergen Stark, consideró hoy que los actuales ajustes a los que se ve sometido el mercado son una corrección por los excesos del pasado.

En la ronda de preguntas posterior a su intervención en la conferencia sobre reformas estructurales organizada por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Stark indicó que actualmente se está experimentando "una corrección de los excesos del pasado" tras un periodo de infravaloración del riesgo.

Asimismo, el miembro del BCE puntualizó que estás turbulencias "no comenzaron en la Europa continental", en referencia al estallido el pasado verano de la crisis de las hipotecas 'subprime' en EEUU que derivó en problemas de liquidez y confianza en los mercados financieros de todo el mundo.

Por otro lado, el economista alemán señaló que la escasez de reformas estructurales es el factor principal que se esconde tras la "relativamente decepcionante" evolución económica en algunas áreas de la zona euro.

Los pobres resultados en muchos países de la zona euro no se basan en las deficiencias del actual marco institucional, sino en que algunos gobiernos nacionales tienen "escasa voluntad" para aplicar esas reformas, puesto que sus beneficios son a largo plazo, mientras que sus efectos negativos a corto plazo son relativamente más visibles para los votantes, aseveró Stark.

"La política monetaria no es la herramienta apropiada para mitigar los costes potenciales a corto plazo de las reformas estructurales o para incentivar estas reformas a nivel nacional", apuntó.

Asimismo, Stark volvió a echar un jarro de agua fría a las expectativas de un cambio de política del BCE al afirmar que la estabilidad de precios es la mejor contribución de la política monetaria a las reformas estructurales en Europa.

"Más allá de salvaguardar la estabilidad de precios no hay nada que la política monetaria pueda hacer para fomentar el potencial crecimiento y la creación de empleo de nuestras economías", señaló Stark.