4 de agosto de 2020
26 de febrero de 2009

Economía.- Reino Unido garantizará miles de millones de libras en activos de los bancos durante al menos cinco años

El Gobierno eleva su participación en RBS hasta el 84%

LONDRES, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Tesoro de Reino Unido presentó hoy un plan de protección de activos bancarios que tendrá vigencia al menos durante los cinco próximos años y que, según la prensa británica, podría llegar a superar el medio billón de libras esterlinas.

El denominado 'Programa de Protección de Activos' pretende aliviar la incertidumbre respecto al valor de las inversiones realizadas por los bancos colaborando en la limpieza del balance de las entidades británicas y, de este modo, proporcionando al sector un mayor grado de confianza en la reestructuración de sus operaciones, lo que permitiría elevar el crédito en la economía.

"Estas medidas están diseñadas para reforzar la estabilidad del sistema financiero tras la intensificación de la crisis global y, de este modo, incrementarán la capacidad de préstamo de los bancos", señaló el responsable del Tesoro británico, Alistair Darling.

De acuerdo con los términos del plan, los bancos británicos recibirán protección respecto a una parte de su balance, de modo que los activos "sanos" de su negocio comercial puedan continuar prestando a los hogares y empresas solventes.

En concreto, se establecerá un primer tramo de pérdidas que serán asumidas al 100% por la entidad, mientras que en el caso de que ese tope sea superado, el Gobierno asumirá el 90% de las pérdidas y los bancos asumirán el 10% restante.

Asimismo, el programa establece que sólo podrán tomar parte en el plan aquellas instituciones que cuenten en sus balances con al menos 25.000 millones de libras en activos elegibles (instrumentos de crédito estructurado, préstamos corporativos y apalancados, así como créditos inmobiliarios) y fija el próximo 31 de marzo como fecha límite para que las entidades soliciten su participación en el programa.

Además, las entidades participantes deberán cumplir con los términos de la política de remuneraciones establecida por la Autoridad de Servicios Financieros de Reino Unido, así como con los "más elevados estándares" internacionales de transparencia e información pública.

"A cambio de esta participación en el programa, los bancos deberán pagar una comisión y suscribir una serie de acuerdos legales vinculantes que les comprometerán a ampliar el volumen de crédito a hogares y empresas", señaló el Tesoro, que informará anualmente al Parlamento sobre la evolución de estos acuerdos.

Por otro lado, el Tesoro precisó que la duración de esta cobertura no será inferior a cinco años, aunque señaló que las entidades participantes podrán dar por finalizada la relación en cualquier momento de manera plena o parcial si cuentan con la autorización del Tesoro.

ALCANZA EL 84% DE RBS TRAS GARANTIZAR 362.844 MILLONES.

En el día de hoy, RBS, que sufrió unas pérdidas históricas de 24.051 millones de libras esterlinas (26.849 millones de euros), anunció que participará en una plan de protección de activos con el Tesoro británico por importe de hasta 325.000 millones de libras (362.844 millones de euros), de los que RBS asumirá los primeros 19.500 millones de libras (21.761 millones de euros) de pérdidas en dichos activos a partir del pasado 1 de enero, mientras que, en el caso de que haya pérdidas superiores, éstas serán repartidas en un 90% para el Tesoro y un 10% para el banco.

Como parte de este acuerdo, el Tesoro británico suscribirá 13.000 millones de libras (14.533 millones de euros) en nuevas acciones de tipo B de RBS, que contará con la acción de solicitar al Gobierno la suscripción de un paquete accionarial adicional por importe de 6.000 millones de libras (6.710 millones de euros).

De este modo, los activos afectados por el plan de garantías del Tesoro podrán ser retirados de la cartera de RBS o de sus filiales para ser incluidas en el programa, lo que permitirá a la entidad mejorar sus ratios de capital y "liberar" su capacidad de préstamo, lo que implicará una mayor accesibilidad al crédito para los hogares y empresas de Reino Unido, precisó el banco en un comunicado.

RBS deberá abonar una comisión de 6.500 millones de libras esterlinas (7.268 millones de euros) por participar en este plan de garantías del Tesoro, que será sufragada mediante la emisión de acciones de clase B adicionales.

A este respecto, el titular de la cartera de Hacienda apuntó que el Gobierno contará a raiz de este acuerdo con una participación del 84% en la entidad escocesa, frente al 70% actual.

Por su parte, Lloyds Banking Group, surgido tras la fusión de Lloyds TSB y HBOS y en el que el Gobierno controla un 43,4% del capital social, confirmó que mantiene negociaciones con el Tesoro británico de cara a su posible participación en el plan de protección de activos al que ya se ha sumado Royal Bank of Scotland.

No obstante, la entidad precisó que las conversaciones aún siguen abiertas y que por el momento no se ha establecido ningún acuerdo, aunque afirmó "tomar nota" del anuncio realizado hoy por RBS, pero advirtió de que no puede existir certidumbre de que la participación de Lloyds, de concretarse finalmente, se produjera en los mismos términos que RBS.

En este sentido, el grupo bancario prevé realizar un nuevo comunicado al respecto mañana coincidiendo con la publicación de sus resultados preliminares de 2008.