23 de septiembre de 2019
19 de julio de 2018

El FMI aprecia mayor solvencia de la banca de la eurozona, pero alerta de que aún hay puntos débiles

Una subida brusca de los tipos de interés puede tener un impacto "material" en los niveles de capital de la banca

WASHINGTON, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los grandes bancos de la zona euro han mejorado en términos generales su solvencia y la resiliencia del sistema ante potenciales problemas de liquidez se ha incrementado en los últimos años, aunque todavía persisten diversas vulnerabilidades en escenarios de tensión, según advierte el Fondo Monetario Internacional (FMI) tras las pruebas de estrés a las que ha sometido al sector en el marco del Programa de Evaluación del Sector Financiero de la zona euro (FSAP, por sus siglas en inglés).

"En general, la solvencia de los grandes bancos de la eurozona ha mejorado, pero los escenarios de estrés han expuesto vulnerabilidades heterogéneas", señala la institución internacional, señalando que en el contexto más difícil, la ratio agregada de capital CET1 de las entidades caería del 13,9% a finales de 2017 al 10% en 2020.

En este sentido, el FMI considera que, en conjunto, "los colchones de capital de las entidades son bastante grandes en relación con las amenazas inmediatas", aunque la institución advierte de que algunos bancos son vulnerables a riesgos de crédito, mientras otros están más expuestos al mercado por cambios en la valoración de activos y en algunos casos son relevantes los riesgos por menores volúmenes de negocio.

En cuanto a los riesgos de liquidez, el FMI constata que la "resiliciencia" del sistema se ha incrementado en los últimos años, aunque advierte de que "múltiples bancos" pueden tener que enfrentarse a problemas de liquidez en escenarios extremos, añadiendo que algunas entidades pueden encontrar dificultades a la hora de sustituir el dinero procedente del banco central con alternativas del mercado.

Asimismo, las pruebas desarrolladas por el FMI sugieren que los riesgos de solvencia y liquidez pueden "alimentarse entre sí", señalando que un incremento brusco y pronunciado de los tipos de interés puede tener un impacto material en los niveles de capital de las entidades y en sus costes de financiación.

"Los bancos más dependientes de las operaciones de refinanciación del banco central y aquellos con colaterales de calidad inferior se encuentran en mayor riesgo de tener que afrontar mayores costes de financiación", advierte el FMI.

En su examen, que toma como referencia la información de finales de 2017, el FMI ha evaluado la solvencia de 28 grandes bancos de 15 países de la zona euro, cuyos activos equivalen al 65% de todo el sistema en la eurozona, así como los riesgos de liquidez para 29 bancos de 16 países del euro representativos del 70% del sistema.

En su examen de solvencia, el escenario más adverso planteaba una recesión global en la que el PIB caía 7,1 puntos porcentuales respecto de la previsión base para 2020 y la inflación bajaba un 3,3%, con un retroceso de 5,9 puntos porcentuales del empleo.

Para leer más