24 de abril de 2019
26 de agosto de 2016

El fondo de pensiones de Japón perdió más de 46.000 millones entre abril y junio

TOKIO, 26 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Fondo de Inversión de Pensiones del Gobierno de Japón (GPIF por sus siglas en inglés) registró pérdidas de 5,23 billones de yenes (46.117 millones de euros) entre abril y junio, primer trimestre fiscal del mayor fondo de pensiones mundial, como consecuencia de la apreciación del yen y de las caídas de las bolsas mundiales en respuesta a la victoria del 'Brexit' en el referéndum del Reino Unido y a los datos de empleo de EEUU.

De este modo, el fondo japonés cumple dos trimestres consecutivos en negativo, después de que entre enero y marzo, el último trimestre de su ejercicio fiscal 2015/16, perdiera 5,31 billones de yenes (46.824 millones de euros).

La rentabilidad obtenida por las inversiones de GPIF entre abril y junio arrojó una tasa de retorno del -3,88%, frente a la media del -3,81% del ejercicio fiscal precedente y la media del 2,39% desde el ejercicio fiscal 2001.

El presidente de GPIF, Norihiro Takahashi, destacó el impacto en las cuentas de la entidad de la suma de unos datos de empleo de EEUU en mayo peores de lo esperado, así como de un resultado en el referéndum del Reino Unido "diferente del previsto por el mercado", junto a la rápida apreciación del yen y una caída temporal "más acusada" de los mercados de valores a nivel mundial.

GPIF invertía sus recursos al cierre del trimestre en deuda de Japón (39,16%) y deuda emitida por otros países (12,95%), así como en acciones domésticas (21,06%), acciones de empresas extranjeras (21,31%) y otros activos a corto plazo (5,51%).

Entre abril y junio, el fondo nipón perdió 2,41 billones de yenes (21.257 millones de euros) por su exposición a renta variable extranjera, mientras que las posiciones en valores japoneses registraron pérdidas de 2,25 billones de yenes (19.846 millones de euros) y la inversión en bonos extranjeros costó a GPIF un total de 1,51 billones de yenes (13.319 millones de euros), mientras su exposición a deuda japonesa le reportó ganancias de 938.300 millones de yenes (8.270 millones de euros).

El fondo de pensiones de Japón administraba al finalizar el primer trimestre de su ejercicio activos valorados en 129,7 billones de yenes (1,14 billones de euros).

En 2014, el Gobierno liderado por Shinzo Abe impulsó en el contexto de su programa económico de estímulo conocido como 'Abenomics' un cambio en la cartera de inversión de GPIF con vistas a ampliar la capacidad de la institución de invertir en activos de mayor riesgo.

Para leer más