18 de noviembre de 2019
17 de octubre de 2019

Hernández de Cos promete no bajar el ritmo reformador del Comité de Supervisión Bancaria de Basilea

MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha prometido no bajar el ritmo de las reformas durante su mandato de tres años como presidente del Comité de Supervisión Bancaria de Basilea (BCBS, por sus siglas en inglés).

En un discurso pronunciado este jueves en Washington en el marco del encuentro anual del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por sus siglas en inglés), el banquero central español ha asegurado que el trabajo del Comité estará guiado por una perspectiva "a medio plazo" que evite la "tentación" de caer en la autocomplacencia reformista.

Hernández de Cos ha explicado que, desde 1970, han tenido lugar 150 crisis bancarias en todo el mundo. Sin embargo, pese a las "experiencias dolorosas" que tienen lugar tras una de esas crisis, "la historia sugiere que las lecciones a veces se pueden olvidar".

"Los intereses particulares comienza a ganar fuerza y la falacia de que 'esta vez es diferente' vuelve a aparecer", ha alertado.

Por otro lado, el gobernador del Banco de España ha asegurado que el BCBS ha puesto en marcha un "ambicioso" programa para evaluar "cuidadosamente" el impacto de sus reformas con respecto a los objetivos pretendidos, así como para dilucidar si han tenido resultados "inesperados".

Otro de sus principios rectores durante sus primeros tres años de mandato, que podrán ser ampliados a otros tres adicionales, será "seguir buscando los puntos de vista de todas las partes interesadas", entre las que se incluyen académicos, analistas, bancos centrales, autoridades de supervisión, organizaciones internacionales, participantes del mercado y el público general. "Las crisis bancarias afectan a toda la sociedad, así que es importante que la sociedad al completo contribuya al trabajo del Comité", ha subrayado Hernández de Cos.

Asimismo, el BCBS también deberá tener una actitud "con visión de futuro" ante las innovaciones tecnológicas y financieras que afectan al sistema bancario.

"Los bancos navegan un río lleno de riesgos coyunturales, incluyendo tipos de interés bajos o negativos y un incremento de la deuda corporativa y soberano. Además, el panorama en sí mismo se está reformando en respuesta a riesgos estructurales como los ciberataques, el crecimiento de la tecnología financiera, los criptoactivos y la transición hacia nuevos tipos de referencia", ha remachado el banquero central.

Para leer más