20 de septiembre de 2019
  • Jueves, 19 de Septiembre
  • 23 de enero de 2018

    JP Morgan Asset Management pronostica un "buen" 2018 en renta variable para EEUU, Europa y emergentes

    Las posiciones de sus carteras en España no han cambiado a pesar del tema catalán

    MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

    JP Morgan Asset Management pronostica que 2018 será un "buen año" para la renta variable en Estados Unidos, Europa y los mercados emergentes, dado que el escenario será similar al de 2017, con un crecimiento económico "sólido".

    La subdirectora de Estrategia de JP Asset Management España y Portugal, Lucía Gutiérrez-Mellado, ha explicado que "2018 seguirá siendo un año favorable para la renta variable" en un escenario en el que no habrá presiones inflacionistas y el crecimiento económico continuará traduciéndose en beneficios empresariales. Además, estos activos ofrecerán rentabilidades más "atractivas" que la renta fija de gobiernos.

    Este año, el motor del crecimiento global será el consumo, pues la recuperación del mercado inmobiliario y laboral, entre otros factores, favorecerá al consumidor y las inversiones por parte de las empresas.

    Concretamente, Gutiérrez-Mellado ha señalado que Europa ha sido la "gran sorpresa" en 2017 desde el punto de vista macroeconómico y que existe margen para que la renta variable europea continúe haciéndolo bien, gracias a resultados empresariales positivos y crecimiento económico sólido.

    Estos factores tuvieron buen comportamiento en 2017 y desde la gestora esperan que "la tónica se repita". En la región europea, la incertidumbre política jugará un papel menor que en los últimos dos años, además.

    En cuanto a Estados Unidos, la gestora sigue apostando por la renta variable en el país, cuya economía puede estar experimentando su expansión más larga con el consumo como motor de crecimiento. En opinión de la representante de la compañía, si Estados Unidos continúa teniendo buenos resultados a nivel macroeconómico, la renta variable tendrá "buen comportamiento".

    Según Gutiérrez-Mellado, en Estados Unidos sigue habiendo potencial para el aumento de los beneficios, el rebote del precio del petróleo favorecerá al sector energético y el dólar continuará debilitándose, lo que será favorable para las exportadoras.

    Por último, respecto a los mercados emergentes, ha señalado que el crecimiento sincronizado global les favorecerá y ha apuntado que el potencial de mejora de China es mayor que el de economías desarrolladas, por lo que hay "todavía mucho recorrido".

    Este año, el euro continuará apreciándose frente al dólar y, fuera de la zona euro, la gestora ve menos oportunidades en Reino Unido que en el resto de mercados, dado que el país británico no tendrá un escenario muy favorable.

    RIESGOS PARA 2018

    A pesar de que el escenario sea bueno, Gutiérrez-Mellado ha explicado que existen algunos riesgos, como que los datos de inflación sorprendan muy al alza, lo que implicaría que los bancos centrales acometieran políticas más restrictivas para las que, de momento, "nadie está preparado".

    Además, ha apuntado que los bancos centrales se enfrentan a un escenario nuevo en cuanto a los cambios de política monetaria que tendrán que ir "navegando poco a poco y con mucha cautela".

    En cuanto a China, a pesar de ser optimistas, desde la gestora señalan que es necesario tener al país "vigilado", pues una fuerte desaceleración en el gigante asiático podría afectar a Occidente.

    La subdirectora de Estrategia de JP Asset Management España y Portugal ha apuntado que la firma no ha modificado las posiciones de sus carteras en relación con España por el tema catalán y ha añadido que "los tiempos de incertidumbre política causan volatilidad, pero solo a corto plazo".

    NORMALIZACIÓN GRADUAL DE LA POLÍTICA MONETARIA

    En cuanto a la política monetaria, Gutiérrez-Mellado ha apuntado que, "tras nueve años de recuperación económica, tiene todo el sentido que los bancos centrales empiecen a normalizar sus políticas monetarias". En el escenario actual, todos "se empiezan a mover con una misma dirección, aunque a ritmo distinto".

    Mientras que en Estados Unidos la Reserva Federal subirá los tipos de interés en tres ocasiones, según la gestora, no se esperan cambios en la política del Banco Central Europeo (BCE) hasta el final del programa de expansión cuantitativa.

    "Aunque se empiecen a normalizar las políticas monetarias, se hará a un ritmo muy gradual", ha explicado Gutiérrez-Mellado.

    Para leer más