22 de mayo de 2019
  • Martes, 21 de Mayo
  • 11 de abril de 2016

    La nulidad de las cláusulas suelo de las hipotecas es negativa para la solvencia de los bancos, según Moody's

    LONDRES, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

    La declaración de la nulidad de las cláusulas suelo de las hipotecas y la obligación para una cuarentena de entidades de devolver las cantidades cobradas desde mayo de 2013 resulta "negativa" para la solvencia de los bancos españoles, según la agencia Moody's, que confía en que la mayoría de entidades afectadas cuenta con provisiones para cubrir esta circunstancia.

    "El fallo es negativo para el crédito de los bancos españoles y se produce en un momento en que su capacidad de generación de ingresos se está viendo severamente afectada por los bajos tipos de interés y el escaso volumen de negocio", apunta la calificadora de riesgos.

    No obstante, los analistas de Moody's subrayan que la decisión era esperada por los bancos, después de que el Tribunal Supremo dictaminara en mayo de 2013 en contra de estas cláusulas, por lo que confían en que la mayoría de entidades afectadas han provisionado ya las cantidades para cubrir esta contingencia.

    "Creemos que la mayoría de los bancos afectados ya habían establecido provisiones para cubrir, al menos en parte, esta contingencia", afirma la agencia, que espera que la decisión "tendrá un efecto más limitado" en Bankia, Caixabank y Catalunya Banc, entidades que cancelaron este tipo de cláusulas el año pasado.

    Sin embargo, la calificadora de riesgos considera que, a pesar de que el impacto excepcional de los reembolsos probablemente será absorbido por las provisiones, la cancelación de las cláusulas suelo supone que los bancos no podrán seguir beneficiándose de ellas para mitigar el impacto negativo en los márgenes de los bajos tipos de interés.

    Asimismo, la agencia señala que la cuestión no ha quedado enteramente resuelta, ya que se espera el pronunciamiento de la Justicia europea sobre la completa retroactividad de la invalidez de las cláusulas suelo más allá de mayo de 2013.

    "La Comisión Europea ya ha emitido una opinión favorable a tal medida", recuerdan los analistas de Moody's, que creen que la decisión del TUE podría producirse a finales de este mes.

    "Las consecuencias negativas de una potencial decisión a favor de la aplicación de la plena retroactividad probablemente afectaría a todos los bancos que han tenido que retirar sus cláusulas suelo, añadiendo una presión negativa adicional sobre las ganancias de los bancos", advierten.

    Las entidades financieras españolas percibieron unos 4.474 millones de euros por la aplicación de cláusulas suelo en las hipotecas entre noviembre de 2009, cuando los bancos y cajas activaron su comercialización, hasta el 9 de mayo de 2013, fecha sobre la que ha sentado doctrina el Tribunal Supremo y a partir de la que hay que devolver lo cobrado por este tipo mínimo por falta de transparencia.

    Si finalmente la Justicia europea reconociese la retroactividad desde el inicio del contrato hipotecario la banca española tendría que devolver casi 4.500 millones, cifra que engrosaría la factura de 5.269 millones por los intereses cobrados desde el 9 de mayo de 2013 hasta finales de 2015, según cálculos de Analistas Financieros Internacionales (Afi), recogidos por Europa Press.