15 de enero de 2021
4 de abril de 2012

Economía/Laboral.- (Ampl.) IU presenta su enmienda a la totalidad a una reforma laboral que define como una ley "feudal"

Advierte al PSOE de que no apoyarán la reforma laboral aprobada la pasada legislatura

OVIEDO, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

El diputado de Izquierda Unida (IU) Gaspar Llamazares ha presentado este miércoles en Oviedo la enmienda a la totalidad que presentará la Izquierda Plural (IU-ICV-EUiA y CHA) a la reforma laboral, que ha definido como una "ley feudal que convierte a los trabajadores en siervos" y rompe la concertación y los equilibrios entre patronos y trabajadores. Por ello, ha presentado un texto alternativo cuya intención es "recuperar los equilibrios perdidos".

En una rueda de prensa ofrecida a pocas horas de que concluya el plazo de presentación de enmiendas de los grupos al texto, el diputado ha denunciado que la reforma aprobada por el Gobierno devaluará el trabajo a mercancía, hará caer el consumo, incrementará la recesión económica y acentuará el desempleo, llevando al país al horizonte de los seis millones de parados.

Por ello, ha defendido una propuesta que se sitúa "en las antípodas de la del Gobierno" y que supone el rechazo a una "relación feudal" y el reconocimiento al derecho de los trabajadores a asociarse colectivamente para defender sus derechos frente al empresario.

En concreto, la enmienda de la Izquierda Plural persigue el doble objetivo de "impugnar de raíz la premisa sobre la que se han justificado hasta ahora las reformas laborales y un intento de recuperar los equilibrios perdidos en anteriores reformas, de manera que sea la flexibilidad pactada y la negociación colectiva el mejor instrumento de ajuste, sin que ello comporte una mayor precarización de las condiciones de trabajo".

Como ejemplos, ha citado que la alternativa de IU presenta el trabajo como un derecho protegido y no como una mercancía, aboga por mejorar la calidad de los convenios sin perjuicio de una flexibilidad "pactada" de los mismos, mantiene el coste del despido en lugar de "abaratarlo" y defiende la eliminación de los contratos de formación o en prácticas, que favorecen la precariedad laboral.

Además, ha anunciado que IU estudiará las enmiendas del resto de Grupos, si bien ha advertido al Grupo Socialista de que no les apoyarán si presentan como alternativa la reforma laboral elaborada la pasada legislatura, contra la que ya se movilizaron los sindicatos y algunos partidos. "Creemos en un trabajo de calidad, para una economía de calidad", ha incidido.

Del mismo modo, ha cuestionado el "empeño" de UPyD en el contrato único, un modelo que a su juicio supone extender el temporal a todos, de acuerdo a un planteamiento del BBVA con el que IU no comulga, y en el que "los ciudadanos no tienen ningún interés".

Las enmiendas a la totalidad de la reforma laboral serán debatidas en el Pleno del Congreso el próximo jueves, 12 de abril, a partir de cuya votación se abrirá la Ponencia y la Comisión.

LAS LÍNEAS BÁSICAS DE LA ENMIENDA.

Según el texto remitido por IU, la alternativa de la Izquierda Plural se puede resumir en una decena de puntos básicos. El primer de ellos hace referencia a recuperar el carácter "negociado y pactado" de las flexibilidad en el seno de la empresa.

Asimismo, la alternativa de las minorías de izquierda pretende evitar que la "desregulación" del contrato a tiempo parcial en materia de horas extraordinarias termine convirtiéndolo en "un mecanismo de total desregulación de las condiciones de trabajo".

A continuación, proponen acotar las materias que pueden ser objeto de modificación sustancial de forma unilateral por parte del empresario, recuperar el procedimiento de autorización administrativa previa por parte de la autoridad laboral y volver a vincular las faltas de asistencia del trabajador a los niveles medios de absentismo en la empresa.

Otros puntos plantean devolver al trabajador la oportunidad de retornar a su puesto de trabajo si el despido se declara nulo y evitar la dualización en el tratamiento de las medidas de ajuste en función de la condición de funcionario o de laboral de los empleados públicos.

Por último, el texto alternativo de la Izquierda Plural apuesta por distinguir las funciones de intermediación laboral de las entidades privadas sin ánimo de lucro colaboradoras con los Servicios Públicos de Empleo (SPEE) de las de las empresas de trabajo temporal y evitar que el periodo de prueba de un año en el contrato de Emprendedores abra la puerta al fraude de ley.