22 de agosto de 2019
  • Miércoles, 21 de Agosto
  • 27 de julio de 2009

    Economía/Laboral.- El Gobierno surcoreano retrasa las reformas laborales hasta septiembre

    SEÚL, 27 Jul. (Reuters/EP) -

    El Gobierno surcoreano pidió hoy a los empresarios del país asiático que no despidan a los trabajadores ni los contraten de manera indefinida después de que el Parlamento aplazara la votación de la reforma laboral hasta septiembre.

    Los cambios propuestos doblarían a cuatro años el periodo que una empresa puede tener contratados trabajadores temporales. El Gobierno dice que flexibilizará el mercado laboral y ayudará a la elevada tasa de desempleo durante la crisis económica.

    La semana pasada el Parlamento aprobó leyes sobre los medios de comunicación y de propiedad bancaria según el orden del día del Gobierno conservador pero no presentó antes de que finalizara la sesión del viernes los cambios en las leyes laborales que los economistas piden para mejorar la flexibilidad del mercado laboral.

    "Trataremos a animar a las compañías que tienen la capacidad de cambiar el contrato de sus empleados de temporal a fijo para que lo hagan", declaró en una conferencia de prensa el ministro de Trabajo, Lee Young-hee. Se han planificado reducciones fiscales para estas compañías, añadió.

    Bajo la anterior legislación, que expiró el 1 de julio, los empresarios debían cambiar el contrato de los trabajadores temporales por otros que resultaban más costosos para las compañías. En la práctica, significaba que los trabajadores eran despedidos antes de tener que hacerles un nuevo contrato.

    El partido en el poder del presidente Lee Myung-bak dijo que tenía pensado esperar hasta septiembre para conseguir un mayor consenso sobre la reforma de la ley. Después de que la ley expirase, en torno a 1.000 personas han perdido su trabajo cada tres días y muchas empresas se han mostrado reticentes a hacer contratos fijos en la actual situación económica, según declaró una fuente gubernamental.

    Los economistas han indicado que los empresarios en Corea del Sur estaban preocupados a la hora de hacer contratos fijos debido a los altos costes y dificultades que supondría despedir a estos trabajadores, de modo que han presionado para encontrar vías que permitan aumentar los plazos de los contratos temporales.