7 de agosto de 2020
7 de febrero de 2010

Economía/Laboral.-IU exige al Gobierno que retire su propuesta sobre la edad de jubilación si quiere llegar a un acuerdo

Cayo Lara dice que tampoco apoyará una reforma laboral que reduzca las indemnizaciones y rebaje los salarios de los trabajadores

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

IU aseguró hoy que no habrá acuerdo en el Pacto de Toledo sobre la reforma del sistema de pensiones si el Ejecutivo no retira su propuesta sobre la prolongación de la edad de jubilación, si no blinda el límite de los 65 años y si no mantiene el periodo de cálculo de la pensión en el umbral actual (15 años).

Así lo puso de manifiesto el diputado de IU, Gaspar Llamazares, durante las jordanas 'Alternativas de la izquierda para un nuevo modelo productivo en el marco de una economía sostenible', al asegurar que no hay "negociación posible" a partir del ataque "tan importante" que ha supuesto la propuesta del Gobierno.

De hecho, pidió al presidente del Gobierno que explique en el Parlamento el "giro a la derecha" que ha dado en política y que retire la propuesta de alargar la edad de jubilación a los 67 años por ser una medida que "rompe" con la izquierda parlamentaria, los trabajadores y los pensionistas.

En la misma línea se manifestó el coordinador federal de la formación, Cayo Lara, quien aseguró que IU apoyará "sin nigún tipo de reservas" las movilizaciones de los sindicatos contra la propuesta del Gobierno para intentar, entre otras cosas, recordar que el debate sobre las pensiones "no es necesario" a día de hoy, sino que el Gobierno lo ha usado como "cortina de humo" para tapar las razones de la crisis.

Así, adelantó que la Comisión Ejecutiva de IU elaborará una iniciativa legislativa popular con el objetivo de blindar la actual edad legal de jubilación y el periodo de cálculo de las pensiones y para que se mantengan las actualizaciones de las prestaciones en función del IPC año a año y se sigan incrementando las pensiones mínimas.

Lara confió en que esta propuesta sirva para contribuir de forma "alternativa y constructiva" a la salida de la crisis y para convencer al Partido Socialista de la necesidad de dar un giro a la izquierda a su política. "No vamos a parar hasta que el Gobierno gire a la izquierda y mire con los ojos de los trabajadores", señaló.

Preguntado por la propuesta de reforma laboral que presentó el viernes el Ejecutivo, Lara aseguró que la formación "no estará para nada" en todo aquello que pretenda abaratar el despido con una indeminización más barata que la actual o rebajar los salarios de los trabajadores.

A su parecer, esta propuesta sólo ha servido para reactivar el diálogo social pero "sin concreciones", ya que los detalles de la reforma se acordarán en la mesa de negociación. En este sentido, Lara aprovechó para decir que a IU le gustaría que la CEOE tuviera una "mejor representación" en esa mesa.

PIDE QUE SE CAMBIE LA POLÍTICA, NO EL GOBIERNO.

Sobre si las críticas que está recibiendo España hacen necesario un cambio dentro del Gobierno o la convocatoria de elecciones, Lara se limitó a decir que IU sólo quiere que se cambie la política y que no entra en decisiones que sólo puede tomar el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. "Si mañana (la vicepresidenta económica) Elena Salgado da un giro de 180 grados lo aplaudiremos", indicó.

Por otro lado, Lara defendió la actuación de IU al forjar cada día "una alternativa de izquierdas" para combatir la crisis y llevar "esperanza" a los ciudadanos en lugar de "desánimo", y aseguró que las preocupaciones de su formación están centradas en los que más están sufriendo las consecuencias de la crisis, como los desempleados y las pequeñas y medianas empresas que no tienen acceso al crédito.

RECURSOS PÚBLICOS PARA SUPERAR LA CRISIS.

En este sentido, recordó que IU cuenta con un catálogo de propuestas para superar la crisis que ya presentó al Ejecutivo y que propone la elaboración de un plan de empleo urgente, el restablecimiento del crédito a un tipo de interés "cero" para las pymes, la transformación de los desahucios en alquileres, un plan de choque a la rehabilitación y la lucha contra la economía sumergida, entre otras cosas. "Hay que caminar en esa dirección, con valentía y poner recursos públicos encima de la mesa", subrayó.

En esta misma línea se manifestó el responsable de Economía y Trabajo de Izquierda Unida, José Antonio García Rubio, quien pidió una reforma del sistema financiero que contemple la creación de una banca pública y que mantenga fuera del control del sistema privado a las cajas de ahorros, una reforma educativa que prime el papel de la escuela pública y laica y una reforma fiscal progresiva que resulta "ineludible".