24 de noviembre de 2020
4 de abril de 2012

UPyD basa su propuesta alternativa de reforma en el contrato único y la indemnización progresiva

UPyD basa su propuesta alternativa de reforma en el contrato único y la indemnización progresiva
EUROPA PRESS

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

Unión, Progreso y Democracia (UPyD) ha presentado en el Congreso su propia propuesta de reforma laboral, como enmienda de totalidad contra la aprobada por el Gobierno, en la que apuesta por la creación de un contrato único con indemnización progresiva en función de los años de trabajo en la misma empresa, considerando que es lo más adecuado "acabar con la precariedad laboral, reducir la dualidad y mantener la protección del trabajador sin desequilibrar la posición entre trabajadores y empresarios, pero favoreciendo e incentivando la mejora de la productividad".

Así, se suprimen todos los contratos temporales y se crea un contrato indefinido único que puede ser total o parcial y con periodos de formación o sin ellos. Este contrato tendrá indemnizaciones progresivas que irán de los doce a los 24 días incrementándose a razón de dos días por año en el caso de despidos procedentes; y de los 22 a los 34 días en los improcedentes.

Además, se racionaliza el sistema de bonificaciones para la contratación indefinida, dirigiéndolas exclusivamente a las empresas que contraten a jóvenes durante los periodos formativos y destinando el dinero ahorrado a un plan de garantía juvenil. También, se regulan el teletrabajo y los contratos a tiempo parcial.

FLEXIBILIDAD

Para favorecer la flexibilidad interna como alternativa al despido, la formación magenta propone clarificar las causas en las que se pueden decidir cambios de jornada, salarios, funciones o movilidad, entre otras variables.

Así, determinan que hay causas económicas cuando existen "pérdidas actuales o previstas de al menos un 5 por ciento en comparación con el ejercicio fiscal anterior o una disminución persistente (al menos tres trimestres consecutivos en comparación con los tres precedentes) de su nivel de ingresos o ventas de al menos el 10 por ciento de la empresa individualmente considerada". La reforma laboral del PP no fija ningún porcentaje, aunque UPyD mantiene también las causas técnicas, organizativas, y productivas como razones válidas para esta flexibilidad.

Para agilizar todos estos procesos, el partido de Rosa Díez mantiene la supresión de la autorización administrativa y establece una prórroga del sistema de bonificaciones y reposición de prestaciones por desempleo previsto para estos supuestos.

Asimismo, incluye propuestas para mejorar la empleabilidad de los ciudadanos mediante una reforma de la formación profesional basada en el aprendizaje permanente y en la creación de una 'cuenta de formación' asociada al número de la Seguridad Social; y también a través de la reforma de la regulación de las ETT, que podrían funcionar como agencias de colocación sin perjuicio de potenciar el Servicio Público de Empleo para "garantizar un marco común en toda España de colocación".

NEGOCIACIÓN COLECTIVA

En materia de negociación colectiva, la formación magenta prevé la posibilidad de descuelgue respecto del convenio colectivo en vigor, precisando que "ante la falta de acuerdo y la no solución del conflicto por otras vías autónomas, las partes se sometan a un arbitraje canalizado a través de la Comisión Consultiva Nacional de Convenios Colectivos u órganos similares de las comunidades autónomas".

Además, dan prioridad al convenio colectivo de empresa pero regulan la ultraactividad de los convenios colectivos, limitándola a dos años para que "la negociación colectiva sea un instrumento y no un obstáculo, para adaptar las condiciones laborales a las concretas circunstancias de la empresa".

Junto a otras propuestas, UPyD también incluye en su enmienda la fijación de objetivos y medidas de un plan contra el fraude que "resultan esenciales para garantizar no sólo el funcionamiento del mercado de trabajo sino también el propio sistema democrático y las instituciones de este país".