18 de septiembre de 2019
11 de mayo de 2018

El PSOE rechaza las declaraciones "malintencionadas" de Montoro sobre el absentismo de los empleados públicos

MADRID, 11 May. (EUROPA PRESS) -

La secretaria de Función Pública del PSOE, Isaura Leal, ha rechazado este viernes las "reiteradas y malintencionadas" declaraciones del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, sobre el absentismo de los funcionarios porque "menosprecian la valía de los trabajadores del sector público".

Leal ha denunciado que Montoro utiliza de forma "torticera" los acuerdos del Gobierno con los sindicatos y que "jamás le han preocupado los empleados públicos", como muestran sus "declaraciones malintencionadas".

En este sentido, explica que la obligación a la que se refiere el ministro para que todas las administraciones publiquen sus listas de absentismo "no se ajusta a lo acordado entre el Gobierno y los sindicatos", ya que dicho acuerdo "recoge la necesidad de abordar la elaboración y diseño de un Plan de control del absentismo en el que participen todas las administraciones y en el que debe definirse, precisamente, el propio concepto de absentismo".

"Un ministro de Función Pública no puede jugar de forma torticera con el prestigio y la dignidad profesional de los empleados públicos", ha subrayado Leal, quien considera que Montoro pretende "culpabilizar o colocar bajo sospecha a los empleados públicos frente al deterioro y los problemas de salud laboral que sin duda existen a día de hoy en las distintas administraciones públicas".

De esta forma, Leal ha denunciado que hay "falta de personal en los centros de trabajo, precariedad y un envejecimiento progresivo de las plantilla, lo que conlleva un aumento de accidentes laborales y enfermedades profesionales", por lo que opina que el Gobierno debe "dejarse de listas negras y garantizar la salud de sus trabajadores".

Según la responsable de Función Pública de la Ejecutiva socialista, es "evidente" que "la política de austeridad y recortes presupuestarios en el sector público que ha impuesto el gobierno del PP supone un pérdida de derechos, precarización y devaluación de las condiciones de trabajo en perjuicio de los servicios públicos que se prestan a la ciudadanía".

En su opinión, sectores básicos de atención directa a las personas como la Sanidad, la Educación y los servicios sociales "están bajo mínimos de forma injustificable".

Para leer más