25 de noviembre de 2020
29 de diciembre de 2017

UGT rechaza la "raquítica" e "insuficiente" subida de las pensiones para 2018 y exige que supere el 1,5%

UGT rechaza la "raquítica" e "insuficiente" subida de las pensiones para 2018 y exige que supere el 1,5%
EUROPA PRESS

MADRID, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

UGT ha rechazado la revalorización del 0,25% de las pensiones públicas para 2018 aprobada este viernes por el Consejo de Ministros, una subida que se corresponde con el mínimo establecido legalmente y que el sindicato considera "raquítica" e "insuficiente", según ha informado en un comunicado.

Por ello, ha exigido el Gobierno que rectifique y aumente las pensiones de acuerdo con la previsión de inflación, al menos en un 1,5%, y que introduzca una cláusula de revisión que garantice el incremento en caso de desviación al alza de la inflación real, con el objetivo de que los pensionistas no pierdan poder adquisitivo.

Asimismo, ha hecho un llamamiento a adoptar "medidas que aseguren el presente y el futuro de los pensionistas y del sistema público de pensiones".

UGT también ha destacado que el Gobierno "es el único responsable del recorte de las pensiones", ya que ha tomado la decisión "unilateralmente y en contra de lo que han pedido tanto las organizaciones sindicales como la mayoría parlamentaria".

Una vez más, el sindicato ha pedido la derogación de la reforma laboral que el Ejecutivo aprobó en 2013, ya que considera que es "incompatible" con un modelo público de pensiones "eficaz y eficiente".

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes la revalorización de las pensiones en un 0,25% para 2018, el mínimo legal previsto, y la subida en un 4% del salario mínimo interprofesional (SMI), desde 707,6 euros mensuales a 735,9 euros al mes.

La subida de las pensiones en un 0,25% es el mínimo legal establecido en la fórmula de revalorización introducida en la última reforma de pensiones, que tiene en cuenta los gastos e ingresos del sistema y establece una subida mínima del 0,25% y un techo máximo del IPC más un 0,50%.

Se trata del quinto año consecutivo en el que las pensiones suben un 0,25%. Con este incremento, la pensión máxima se situará a partir del 1 de enero en 2.580,1 euros al mes, frente a los 2.573,7 euros del año pasado.

El incremento afectará a 9.584.189 pensiones contributivas, 454.960 pensiones no contributivas y 194.874 prestaciones familiares. Del total de pensiones contributivas que se revalorizarán este 1 de enero, 6 de cada 10 son de jubilación. El coste total de la revalorización para 2018 alcanza los 297,32 millones de euros.

En cuanto a las correspondientes a clases pasivas, son 633.415 pensiones con un coste total de revalorización que alcanza los 35,05 millones de euros.

De la misma forma, el decreto fija la revalorización del 0,25% de las cuantías mínimas de las pensiones de clases pasivas y del sistema de la Seguridad Social en su modalidad contributiva, de las pensiones no contributivas y de las pensiones no concurrentes del extinguido Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez.

Además, se actualizan la cuantías de las asignaciones a favor de hijos con discapacidad con 18 o más años. Se regula también la revalorización de las pensiones derivadas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales; de las pensiones extraordinarias derivadas de actos de terrorismo; de las pensiones reconocidas en aplicación de normas internacionales; las normas sobre concurrencias de pensiones y la financiación y la gestión de la revalorización.

Tras la subida del 0,25% que experimentarán las pensiones el 1 de enero, la pensión mínima de jubilación de una persona con 65 o más años y cónyuge a cargo pasará de 786,86 euros al mes por catorce pagas a 788,9 euros mensuales.