19 de junio de 2019
  • Martes, 18 de Junio
  • 26 de octubre de 2016

    UGT saluda la iniciativa de Rajoy de recuperar el diálogo social, pero discrepa de sus políticas

    MADRID, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

    UGT valora la iniciativa del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, de dar un "giro e impulso" al diálogo social como instrumentos para la acción política, pero discrepa del programa político presentado por Rajoy durante la primera sesión del debate, porque supone una continuidad de las medidas llevadas a cabo durante los últimos cinco años.

    Rajoy ha afirmado que, de ser presidente, convocará de "inmediato" a los interlocutores sociales con el objetivo de analizar la situación económica y social actual y abordar medidas relativas a la calidad de empleo, la asistencia de los desempleados, la implantación del Plan de Garantía Juvenil y el Pacto de Toledo, entre otros.

    En este contexto, UGT se opone a las políticas llevadas a cabo durante esta legislatura, ya que han demostrado ser un "absoluto" fracaso a la hora de lograr un crecimiento económico y social más "justo e inclusivo".

    Asimismo, Rajoy también ha señalado durante su intervención en la primera sesión del debate de investidura que propondrá la convocatoria del Pacto de Toledo antes de fin de año para abordar fórmulas con las que fortalecer el sistema de pensiones, si sale elegido presidente.

    Además, el sindicato ha recordado que España necesita de manera "prioritaria y urgente" actuaciones para crear empleo con derechos, para mejorar el sistema de protección social y combatir la pobreza creciente.

    UGT cree que el Gobierno no contempla la derogación de las reformas laborales, no planea invertir recursos en un plan de choque para la creación de empleo, realizar un incremento sostenido del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) ni medidas para la viabilidad y suficiencia del sistema público de pensiones, cuestión que el sindicato considera "urgente" a abordar.

    TEME "SACRIFICIOS" DE 5.500 MILLONES

    Por otro lado, el sindicato teme nuevos "sacrificios" para la sociedad española de 5.500 millones para cumplir con el nuevo ajuste de la Comisión Europea, al no contemplarse una revisión de los plazos para la consolidación fiscal con las instituciones europeas.

    Además, considera que el Gobierno no tiene planes para el fortalecimiento de las políticas esenciales del Estado de Bienestar, ni una política fiscal con medidas contundentes frente al fraude.

    Para leer más