25 de mayo de 2019
  • Viernes, 24 de Mayo
  • 16 de septiembre de 2008

    Economía/Legal.- Uría Menéndez prevé abrir su primera oficina en China en 2009

    MADRID, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

    La firma de abogados Uría Menéndez anunció hoy que solicitará en breve a las autoridades chinas una licencia para abrir una oficina en Pekín que, tras completar los trámites administrativos, estima comenzará a funcionar en 2009, según informó el despacho en un comunicado.

    Uría Menéndez será el primer despacho español y portugués en contar con una delegación en Pekín y establecerá su oficina conjuntamente con despachos "best friends" europeos siguiendo el modelo de la oficina de Bruselas.

    Entre estos despachos se encuentran, la firma británica Slaughter and May y la holandesa De Brauw Blackstone Westbroek que también anunciaron hoy sus planes para la apertura de su oficina en Pekín.

    También manifestaron su apoyo a este proyecto el bufete italiano Bonelli Erede Pappalardo, el francés Bredin Prat y el alemán Hengeler Mueller (de Alemania). Este proyecto reafirma la vocación de los despachos citados de colaborar estrechamente manteniendo su plena independencia.

    El socio director de Uría Menéndez, José María Segovia, declaró que "Pekín es la sede de los principales centros de decisión empresariales y políticos y, por ello, es una opción excelente para asesorar en la implantación de inversiones extranjeras y para apoyar a empresas chinas en sus proyectos de expansión internacional", apuntó.

    La apertura de esta oficina permitirá desarrollar la cooperación con las firmas chinas idóneas para cada operación. La oficina también asesorará en inversiones chinas en Latinoamérica. Para ello se apoyará en las oficinas propias de Uría Menéndez y en el respaldo de los despachos asociados en la región.

    El futuro director de la oficina en Pekín será el socio del despacho Juan Martín Perrotto, que cuenta con una experiencia de 14 años como abogado en Argentina y España, en operaciones financieras, y de fusiones y adquisiciones de empresas. Su equipo estará formado por al menos tres abogados senior además de los que sean desplazados para cubrir las necesidades de operaciones específicas.