17 de septiembre de 2019
17 de octubre de 2018

El BCE advierte de que el envejecimiento presiona a la baja los tipos y amenaza con recesiones más largas

El economista jefe del BCE lamenta que la zona euro carezca de un activo seguro común y se muestra contrario a cambiar el objetivo de inflación

El BCE advierte de que el envejecimiento presiona a la baja los tipos y amenaza con recesiones más largas
GETTY IMAGES / RALPH ORLOWSKI

MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

El envejecimiento de la población europea representa una presión a la baja sobre los tipos de interés, aumentando la probabilidad de que estos caigan a cero o incluso por debajo, así como una amenaza de recesiones más largas con recuperaciones menos vigorosas, según ha explicado este martes en Madrid el economista jefe del Banco Central Europeo (BCE), Peter Praet.

En este sentido, el representante belga en el Comité Ejecutivo del BCE ha señalado que esta probabilidad de que los tipos se acerquen a cero puede seguir aumentando y verse exacerbada ante la inminente jubilación de los 'baby boomers' "que puede añadir mayor presión a la baja sobre los tipos de interés".

De este modo, el economista jefe del BCE ha advertido durante la conferencia inaugural de la Cátedra "la Caixa", que contó con la presentación del presidente de Caixabank, Jordi Gual, de que el envejecimiento de la población europea podría llegar a tener implicaciones en la manera en que se comportan la economía y los precios.

"Las recesiones pueden ser más largas y las recuperaciones más lentas y superficiales, con mayores riesgos de no cumplir el objetivo (de inflación)", ha apuntado Praet, añadiendo que "la probabilidad de llegar a tipos cero es algo con lo que tenemos que aprender a convivir".

En este sentido, el presidente de Caixabank, Jordi Gual, se ha sumado a las reflexiones sobre la política económica, destacando que en un entorno complejo las instituciones monetarias deben tener en cuenta la gestión de los riesgos y adoptar una visión a largo plazo para evitar errores del pasado.

Para Gual, "estabilizar la economía y hacerlo de manera que el próximo ciclo expansivo presente un crecimiento sostenible son tareas complejas que se llevan a cabo con éxito cuando las diferentes áreas (regulación, política fiscal, política monetaria y reformas estructurales) trabajan de manera coordinada".

REFORMAS ESTRUCTURALES.

Asimismo, el economista belga ha reclamado la necesidad de acometer reformas estructurales que liberen a los bancos centrales de la carga depositada sobre sus hombros durante la reciente crisis, a pesar de la dificultad política de llevar a cabo estos cambios, aunque subrayó que la reforma de las pensiones "no son sueños" y ya se están empezando a plantear en varios países.

En este sentido, el banquero belga ha desgranado distintas alternativas que se están planteando los gobiernos para abordar la reforma de las pensiones, incluyendo la posibilidad de retrasar la edad legal de jubilación, así impulsar el empleo a tiempo parcial de los mayores.

"Es importante acometer reformas estructurales, muchas de estas hablan de elementos regulatorios y no necesariamente de subidas de impuestos", explicó el banquero para destacar la importancia de que los gobiernos logren "margen de maniobra" para buscar la estabilización de la economía como hizo en su momento el BCE con sus medidas no convencionales.

En cuanto a la intervención del BCE, Peter Praet defendió la importancia de la gestión de las expectativas de los mercados mediante la orientación de política monetaria de la institución, que ha dejado claro que los tipos de interés podrían bajar incluso de su nivel cero actual si fuera necesario, aunque el economista admitió que la bajada del precio del dinero "tiene límites" ante los efectos secundarios que los tipos negativos pueden llegar a tener, principalmente entre los bancos.

"Si dices que los tipos de interés solo pueden subir, quién compraría bonos, mientras que si dices que los tipos pueden bajar más se evita la trampa de liquidez", explicó el belga.

EN CONTRA DE SUBIR EL OBJETIVO DE INFLACIÓN.

Por otro lado, el economista jefe del BCE ha reconocido que la falta de un activo común seguro a nivel europeo "es un problema" para la zona euro, aunque no ha querido entrar a valorar la posibilidad de los eurobonos.

Asimismo, Praet ha defendido la postura del Consejo de Gobierno del BCE contraria a elevar el objetivo de estabilidad de precios del banco central, ligeramente inferior al 2%, señalando que esta decisión tendría un coste muy elevado para la sociedad.

"Pensamos que el 2% de inflación está bien y no distorsiona la economía. En el Consejo pensamos que elevar el objetivo tendría un gran coste para la sociedad", añadió.

Para leer más