12 de julio de 2020
7 de mayo de 2020

Calviño dice que la recuperación empezará en el segundo semestre y ve "cierta estabilización" del paro

Sigue en directo la última hora sobre el coronavirus en España y en el mundo 

Afirma que será "imprescindible" volver a la estabilidad presupuestaria tras la "crítica" situación

Calviño dice que la recuperación empezará en el segundo semestre y ve "cierta estabilización" del paro
La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño. - POOL

Sigue en directo la última hora sobre el coronavirus en España y en el mundo 

Afirma que será "imprescindible" volver a la estabilidad presupuestaria tras la "crítica" situación

MADRID, 7 May. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta tercera de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha afirmado este jueves que el impacto del Covid-19 en la economía tendrá forma de "V asimétrica" y la recuperación se iniciará en la segunda mitad de este año, al tiempo que ha asegurado que se está empezando a ver una "cierta estabilización" en el mercado de trabajo. Además, ha afirmado que será "imprescindible" volver a la estabilidad presupuestaria cuando pase la "crítica" situación.

Así lo ha señalado durante su comparecencia ante la Comisión de Asuntos Económicos en el Congreso para explicar el impacto económico de la pandemia y las medidas implementadas para paliar la crisis, en la que ha indicado que las previsiones de la Comisión Europea y del resto de organismos están "muy alineadas" con las del Ejecutivo, e incluso apuntan a una recuperación "más intensa" en 2021, con un avance del 7%.

Calviño ha defendido que las previsiones del Gobierno "son prudentes", coinciden con la de los organismos y están "en línea" con la de otros países, al augurar una caída del PIB del 9,2% este año y un repunte del 6,8% en 2021, con una tasa de paro del 19% y el 17,2% en cada caso, al tiempo que prevé un déficit del 10,34% del PIB este año y una deuda pública del 115,5% del PIB.

Asimismo, ha explicado que la caída del PIB este año se debe al retroceso de la demanda interna, particularmente del consumo privado, a resultas del "muy significativo" incremento del ahorro, tanto por el incremento de la incertidumbre como por las restricciones de movilidad, aunque ha proyectado el inicio de la recuperación en el segundo semestre.

"Los fundamentos de nuestra economía siguen siendo los mismos que hace unos meses nos hacían crecer por encima de la media de los países de nuestro entorno", ha afirmado.

Según Calviño, el impacto macroeconómico del Covid-19 tendrá forma de "'V' asimétrica", con una caída muy intensa de la actividad económica, que se refleja en una pendiente negativa "muy pronunciada" en este segundo trimestre del año, con una recuperación más gradual y una pendiente positiva "más suave" durante la segunda mitad del año, hasta alcanzar una fuerte tasa de crecimiento en 2021.

"Nuestras previsiones apuntan a que el inicio de la recuperación comenzará en la segunda mitad del año en curso", ha afirmado Calviño, quien ha explicado que estará liderado por la demanda interna, impulsada por el progresivo levantamiento de las medidas de contención, beneficiando a su vez la creación de empleo.

Además, cree que el sector exterior, "particularmente afectado" por el impacto del turismo extranjero, tendrá una "progresiva recuperación", incluyendo el turismo en la medida que se levanten los cierres de fronteras y se reactiven las economías de los socios comerciales.

Así, ha augurado que el "buen comportamiento" del sector exterior en 2021 y un precio del petróleo en torno a 40 dólares permitirá a España aumentar su saldo presupuestario por cuenta corriente y mantener su capacidad de financiación.

Según Calviño, a principios de este año España había recuperado el "terreno perdido" durante la crisis financiera y la posición cíclica se encontraba "cercana al equilibrio", tras varios años de crecimiento notable y con previsiones de mantener esa senda positiva, que se ha visto truncada por la crisis sanitaria.

A nivel internacional y europeo, ha dicho que los indicadores adelantados reflejan que el impacto a corto plazo está siendo mayor que en la crisis financiera de 2008-2009, con una paralización de importantes sectores de la actividad productiva y la consiguiente alteración de las cadenas de valor globales.

"CIERTA ESTABILIZACIÓN" DEL IMPACTO EN EL MERCADO DE TRABAJO

En cuanto al mercado laboral, se ha referido al aumento de los demandantes de empleo, que supera los 3,8 millones de ciudadanos y a la caída de 49.000 personas en el número de afiliados a la Seguridad Social en abril, hasta 18,4 millones de afiliados, lo que "contrasta con el retroceso de casi 834.000 afiliados que tuvo lugar a lo largo del mes de marzo".

"Esto apunta a que podamos empezar a ver una cierta estabilización en el mercado de trabajo", ha asegurado Calviño, quien ha apuntado que pese a los "impactantes datos", si se comparan las actuales circunstancias con lo sucedido en otras crisis anteriores, menos intensas, el ajuste en el empleo "está siendo menor gracias a las medidas de flexibilización y de apoyo al tejido productivo" adoptadas.

El Gobierno prevé que el empleo caiga un 9,7% este año y recupere el próximo año un ritmo del 5,7%, con una tasa de paro del 19% y del 17,2% en cada caso.

SERÁ "IMPRESCINDIBLE" VOLVER A LA ESTABILIDAD PRESUPUESTARIA

Todas las medidas implementadas en materia de liquidez, flexibilidad de ERTE o apoyo a las rentas y las familias, ha admitido, tienen un impacto presupuestario "muy importante", que elevarán el déficit al 10,3% este año y la ratio de deuda pública sobre PIB al 115,5% del PIB.

"Este ejercicio y el próximo rompen con la senda de consolidación, debido al esfuerzo necesario para proteger nuestro tejido productivo y nuestras rentas familiares en este momento, con el fin de que la recuperación pueda ser más rápida y vigorosa luego", ha dicho.

En esta línea, ha dicho que "es fundamental hacer ahora lo que es preciso para frenar la pandemia y proteger la economía y la sociedad", así como hacer los esfuerzos para volver a la "imprescindible" estabilidad presupuestaria después, cuando se haya superado la "crítica situación".

Según la vicepresidenta, los inversores "han ido asumiendo y descontando esta realidad, y la reacción decidida en el plano de la política monetaria ha permitido mantener una gran estabilidad en los mercados de deuda", con un Tesoro que se financia a costes reducidos y alineados a inicio del año.

UNIDAD Y RECONSTRUCCIÓN

De cara a la desescalada, con el plan de transición hacia la nueva normalidad, ha hecho hincapié en la necesidad de actuar desde la unidad, "todos juntos", con cuatro fases que se irán desplegando en las diferentes provincias que vayan estando preparadas para recuperar "paulatinamente" la normalidad económica.

"No se trata de un trabajo cerrado", ha indicado, si bien el Gobierno "se mantendrá vigilante, analizando y evaluando las medidas que se toman, viendo si hay que tomar nuevas necesidades ante las diferentes situaciones".

Sobre la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica constituida esta mañana en sede parlamentaria espera que "empiece a trabajar", sin perder de vista los retos de medio y largo plazo, como la digitalización, la transición ecológica, el reto demográfico, fortalecer los servicios públicos y el estado de bienestar.

491068.1.260.149.20200507165314
Vídeo de la noticia