23 de abril de 2019
  • Lunes, 22 de Abril
  • 25 de septiembre de 2014

    (Amp.) Guindos destaca que el decreto concursal es "fundamental" para "alimentar" la incipiente recuperación

    (Amp.) Guindos destaca que el decreto concursal es "fundamental" para "alimentar" la incipiente recuperación
    EUROPA PRESS

    MADRID, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha destacado este jueves que el decreto ley de Medidas urgentes en materia concursal es "fundamental" para "favorecer y alimentar" la incipiente recuperación económica, que requiere de un desapalancamiento importante del sector empresarial privado.

    Así lo ha señalado durante su defensa de la convalidación del decreto ley en el Pleno del Congreso, donde también ha confirmado que el texto se tramitará como proyecto de ley, lo que permitirá a los grupos parlamentarios presentar enmiendas parciales a su contenido.

    Para el titular de Economía, este decreto es "una norma fundamental para el crecimiento económico y la creación de empleo" ya que permitirá ampliar el contenido y los efectos de los convenios concursales para facilitar la venta y la continuidad en la actividad de las empresas que son viables.

    "Y esto llega en un momento importante para la economía española. Afrontamos una recuperación que se consolida pero que debemos favorecer y alimentar con reformas estructurales como ésta. Es necesario continuar con el necesario desapalancamiento del sector empresarial, minimizando su efecto sobre el empleo y la economía", ha añadido De Guindos, pidiendo a la oposición su apoyo a la convalidación.

    SUPERAR LAS RIGIDECES DEL SISTEMA

    En este punto, ha recordado que un "rasgo diferencial" de la crisis en España ha sido el "excesivo endeudamiento" del sector privado, que se triplicó en la primera década del siglo y que todavía sigue por encima de la media de la Eurozona a pesar de la corrección de los últimos años, que sin embargo se verá dificultada por la baja inflación.

    Por eso, ha insistido, es fundamental "modernizar" el régimen de insolvencia y conseguir un procedimiento preconcursal y concursal "eficiente", superando sus actuales "rigideces" que hacen que la mayor parte de las empresas altamente endeudadas pero viables acaben liquidándose. "De ahí que sea importante tomar medidas, porque es mucho más difícil crear una empresa desde cero que hacer que sobreviva", ha apostillado.

    De este modo, tras el decreto que el pasado mes de mayo modificó el régimen preconcursal para "facilitar" la reestructuración de las deudas empresariales en un primer momento, ahora se traslada la misma filosofía a la fase de concurso, tomando medidas tanto sobre el convenio como sobre la liquidación.

    En el primer ámbito, entre otras cosas, se actúa sobre el valor de las garantías sobre las que recaen los privilegios especiales, se amplía la extensión de los efectos del convenio a los acreedores privilegiados disidentes si se obtienen ciertas mayorías, y se amplían los contenidos de los convenios para "poder tomar medidas más ambiciosas" en materia de quitas o esperas, salvaguardando no obstante los créditos públicos y laborales.

    Con respecto a la fase de liquidación, se facilita la transmisión del negocio o de cierta ramas de actividad eliminando trabas y exigencias, se permite transmitir contratos y licencias sin consentimiento de terceros, se posibilita la transmisión libre de obligaciones de pago previas como salarios o cuotas de la Seguridad Social y se permite vender unidades productivas con bienes que son garantía en otros créditos sin necesidad del consentimiento de su acreedor en determinados casos.

    De Guindos también ha avanzado que el Gobierno impulsará un Código de Buenas Prácticas para la banca "similar" al del ámbito hipotecario para que los bancos "se comprometan con pymes y autónomos a ofrecerles soluciones para la refinanciación y reestructuración de sus deudas".

    OTROS CAMBIOS

    Por otra parte, el decreto ley incluye otras previsiones legales, comenzando por la modificación de la Ley de Enjuiciamiento Civil a la que obligó una sentencia del Tribunal de Justicia de la UE para que los deudores hipotecarios puedan recurrir, en igualdad de condiciones con las entidades financieras, las sentencias contrarias a su oposición a una ejecución hipotecaria si existe una cláusula abusiva.

    Además, se crea una Comisión de seguimiento de las prácticas de reestructuración y reducción del sobreendeudamiento para "valorar" las medidas adoptadas y saber qué efectos van consiguiendo; y también se permite la "tramitación acumulada de concursos de las concesionarias de autopistas" con el objetivo de conseguir "agilidad económica y procesal" pero también para "defender el interés público". "Así se acumulan soluciones para dar continuidad a los contratos y asegurar el servicio público", ha afirmado el ministro.

    "Hoy convalidamos una norma urgente y necesaria para lograr un nuevo modelo de crecimiento económico basado en la eficiencia y la productividad, en línea con las recomendaciones de la Comisión Europea, el FMI, la OCDE y otros organismos internacionales. El decreto tiene como finalidad dotarnos de un sistema concursal más ágil, eficiente y moderno. Es una norma que, al favorecer el acuerdo, generará más valor para acreedores y deudores, al permitir el mantenimiento de las empresas y el sostenimiento del empleo y asegurar la recuperación del remanente de deuda saneada en lugar de abocar a la liquidación", ha zanjado.