25 de agosto de 2019
  • Sábado, 24 de Agosto
  • Viernes, 23 de Agosto
  • 25 de junio de 2009

    Economía.- CCOO y UGT, en contra del dictamen del CES sobre Ley de Medidas Fiscales por beneficiar sólo a rentas altas

    El CES pide más rebajas fiscales, mientras sindicatos denuncian que la deducción de matriculación va dirigida sólo al 5% de los vehículos

    MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Los sindicatos Comisiones Obreras y UGT han presentado un voto particular negativo al dictamen del Consejo Económico y Social (CES) sobre el Anteproyecto de Ley de Medidas contra la crisis de la Comunidad de Madrid, por considerar que las medidas que contempla no sirven para cambiar el ritmo de crecimiento regional, ni evitar el desmesurado stock inmobiliario actual y llevan una vez más a rebajas fiscales "que benefician fundamentalmente a las rentas y patrimonios más altos".

    La Ley de Medidas Fiscales de Aguirre establece en concreto una deducción por inversión en vivienda de nueva construcción, una deducción complementaria al tramo autonómico de la deducción por inversión en vivienda habitual y la eliminación del recargo provincial del Impuesto sobre Actividades Económicas.

    A juicio de los sindicatos, la Comunidad de Madrid reta con esta medidas al Gobierno central en medio de la polémica en torno a la desaparición de la deducción por compra de vivienda a partir de 2011 para las rentas más altas, puesto que "el Ejecutivo regional no sólo mantiene la deducción para las rentas altas sino que, además, incrementa en un punto la desgravación sin limitación para todos los contribuyentes madrileños".

    La deducción en el IRPF por compra de piso es del 15% y técnicamente, se divide en dos tramos, de acuerdo con la cesión del 33% del Impuesto a las Comunidades Autonómicas: la parte estatal, del 10,05%, y el tramo autonómico, del 4,95%. Con esta medida, el Ejecutivo regional añade un punto al tramo autonómico de la deducción, de modo que se acerca al 6% para la compra de vivienda nueva, es decir, no de segunda mano.

    "Con esta medida cada beneficiario podrá deducirse por un lado como media fiscal hasta 90 euros, cuantía más que ridícula y con la que una vez más nos intenta engañar a todos los madrileños como solución para dinamizar el mercado inmobiliario y dar salida entre 30.000 y 60.000 pisos que ahora no encuentran comprador", señalan CCOO y UGT. Además, opinan que la desgravación fiscal a la adquisición de la vivienda induce a que los compradores adquieran una vivienda a un precio mayor a la que comprarían en ausencia de desgravación, lo que ocasiona una presión alcista sobre los precios, incrementándolos, beneficiando a propietarios del suelo, constructores y promotores.

    Respecto a la deducción autonómica complementaria al tramo autonómico de la deducción por inversión en vivienda habitual, los sindicatos apuntan que implicaría un importe medio de 350 euros, de los que se beneficiarían fundamentalmente los 400.000 madrileños con rentas superiores a 24.000 euros. "Los efectos de esta medida serían para el año 2011, y todo indica que es una medida planteada con el único objetivo de confrontar con el Gobierno de la nación. Algo totalmente insano en el momento de crisis actual", indican en su voto particular.

    Por otra parte, tampoco comparten el establecimiento del 0 por 100 sobre las cuotas exigibles a partir del 1 de enero de 2010 sobre el Impuesto Municipal sobre Actividades Económicas porque no incide en que las empresas tienen verdaderos problemas económicos y/o financieros, ni tampoco prioriza aquellos sectores ni políticas dirigidas al cambio de modelo de sistema productivo. Por ello, abogan por que se mantenga la actual deducción y que el coste total de la medida que quiere llevar a cabo el Ejecutivo se destine directamente a PYMES en crisis y a la constitución de avales financieros que ayuda a éstas a consolidar su situación actual --apoyo técnico, innovación, reforzar la financiación, etc.--

    MATRICULACIÓN

    Los sindicatos critican por otra parte la deducción sobre el Impuesto de Matriculación anunciada por el Gobierno, que no se incluye en esta Ley por no tener competencia la Comunidad sobre este Impuesto. Consideran que el Gobierno regional renuncia a ayudar al sector del automóvil a pesar de la nueva caída del 38% de las ventas y del esfuerzo combinado de empresas, Gobierno de la nación y todos los gobiernos de las comunidades autónomas menos La Rioja.

    A su juicio, esta medida sólo incentiva los modelos caros y contaminantes. "Y es que los automóviles que emiten menos de 120 gr. de CO2/Km están exentos del Impuesto, habiendo experimentado su penetración en el mercado una mejora desde la medida, alcanzando más de la cuarta parte de los que se venden", por lo que para los sindicatos "se discrimina a este tipo de automóviles", penalizando a las rentas bajas y a quienes tienen mayor conciencia ecológica.

    Tampoco se ayuda, critican, a la salida de los vehículos cuyas emisiones están entre los 120 y 160 gr. de CO2/Km., cuyo impuesto es del 4,75%, y la ayuda en muy pocos casos supera los 200 euros. Según los últimos datos, en los tres primeros meses del año, los vehículos con menos de 149 gr. de CO2/Km. y coste inferior a los 30.000 euros han copado el 95% de las ventas.

    Estos datos indican que la medida del Gobierno regional sólo va dirigida al 5% de los vehículos, sobre todo a los de gama alta como los Mercedes, BMW, Jaguar o Porsche, donde las ayudas alcanzan los 3.000 y 4.000 euros.

    Para los sindicatos, esta política de subvenciones --8 millones de euros presupuestados--, con una fórmula que sólo beneficia a los coches de gama alta no contribuye a mantener el empleo en la industria nacional y madrileña. "Son los modelos fabricados en SEAT, Renault, Ford, Citroen, Peugeot los olvidados y llama la atención que una de las marcas perjudicadas es la Peugeot, instalada en la Comunidad de Madrid, cuyos modelos más deseados, el 207 y 308, están entre los no agraciados con esta subvención".

    VISTO BUENO DEL CES

    El informe aprobado del CES, por el contrario, celebra las medidas tributarias sobre el IRPF contempladas en el Anteproyecto, "dado que se encaminan, por un lado, a apoyar la adquisición de viviendas y a reactivar el sector de la construcción facilitando la venta del 'stock' de inmuebles; y por el otro, a asegurar a los contribuyentes de la Comunidad de Madrid la deducción por inversión en vivienda habitual, al menos en la parte que corresponde al tramo autonómico".

    El Consejo Económico y Social recomienda avanzar en esta línea de rebajas fiscales u otras medidas que faciliten e incentiven la actividad económica, con el objetivo de favorecer el dinamismo empresarial e impulsar el crecimiento en los distintos sectores productivos de la región.

    Estima de manera "muy positiva" la eliminación del recargo provincial del Impuesto de Actividades Económicas --que grava a las empresas por el sólo hecho de ejercer una actividad económica aunque no obtengan beneficios-- "ya que con ello se contribuirá a fomentar la inversión y el empleo".

    "Este Consejo considera oportuno que, en el actual contexto de crisis (una disminución del 3 % del PIB en el 1º trimestre del 2009 y más de 1.300.000 empleos destruidos en un año en toda España), que afecta especialmente a sectores como el de la construcción, se tomen medidas para el impulso de la actividad económica y la creación de empleo, estableciéndose una serie de rebajas fiscales que beneficien a los sectores más perjudicados", indica el documento.