3 de junio de 2020
20 de octubre de 2016

Economía celebra la colocación de títulos a 50 años y augura tipos "muy bajos" por un "largo" periodo

El Gobierno prevé la "posible continuidad" a futuro de la obligación a 50 años en subastas ordinarias

MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa en funciones, Íñigo Fernández de Mesa, ha celebrado la "buena noticia" de que el Tesoro Público haya colocado por primera vez un bono a 50 años en una subasta ordinaria, lo que demuestra el "alto nivel de confianza" de los inversores en la economía española, y ha augurado unos tipos "muy bajos" durante un "largo" periodo.

Así lo ha señalado en declaraciones a Europa Press Fernández de Mesa después de que el Tesoro haya colocado 3.760,46 millones de euros en la emisión de bonos y obligaciones de este jueves, en la parte alta del rango del objetivo previsto, ahondando en los tipos negativos de los bonos a tres años y rebajando el interés en los títulos a 50 años.

Se trata de la primera vez que el Tesoro emite este producto en una subasta ordinaria, ya que en las dos ocasiones anteriores en las que ha subastado títulos a 50 años se hizo de forma extraordinaria.

En concreto, el Tesoro Público emitió por primera vez un bono a 50 años el 1 de septiembre de 2014 en una subasta privada, con el que consiguió colocar 1.000 millones de euros entre inversores privados, mientras que la segunda, sindicada, se realizó el pasado 11 de mayo de este año, cuando captó 3.000 millones en estos títulos

La colocación del bono a 50 años de este jueves "demuestra el alto nivel de confianza de los inversores en la economía española y permite alargar la vida media de la deuda", ha destacado Fernández de Mesa.

El 'número dos' de Economía ha subrayado que, dado los bajos tipos de interés, esta colocación permite a España "tener o pagar unos tipos de interés muy bajos durante un largo periodo de tiempo".

La decisión de incluir en las subastas ordinarias una obligación a 50 años responde a la "percepción de apetito inversor" para estos títulos a muy largo plazo, ha destacado el Ministerio de Economía en una nota.

En este sentido, ha valorado que "la buena acogida envía una señal positiva sobre la sostenibilidad de la deuda española". "Hoy es la primera vez que este tipo de emisiones se inserta en la actividad ordinaria del Tesoro, lo que anticipa su posible continuidad a futuro", ha apuntado.

En la subasta de este jueves, el Tesoro ha colocado 1.153,77 millones de euros en los bonos a 3 años, con un cupón del 0,25% y fecha de vencimiento el 31 de enero de 2019, con una demanda de 2.957,03 millones.

Además, ha logrado colocar este importe con un tipo de interés marginal del -0,116%, frente al -0,098% de la subasta anterior, celebrada el pasado 1 de septiembre, con lo que ahonda en los tipos en negativo.

El organismo adscrito al Ministerio de Economía ha adjudicado también 1.480,69 millones de euros, con una demanda de 2.812,69 millones de euros y con cupón del 5,9%, en las obligaciones a 10 años. En este caso, el tipo de interés marginal se ha situado en el 1,052%, por debajo del 1,617% registrado en la subasta anterior del pasado 21 de abril de 2016.

En las obligaciones a 50 años, el Tesoro ha colocado 1.126 millones de euros de los 1.760 millones de euros solicitados. El tipo marginal ha sido del 2,699%, notablemente inferior al 3,493%, tipo al que se emitió esta obligación por primera vez a través de una sindicación en mayo de 2016.