3 de agosto de 2020
26 de febrero de 2009

Economía.- El Gobierno francés lanza préstamos a tipo cero para aislamientos en viviendas que ahorren energía

PARIS, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro francés de Ecología, Jean -Louis Borloo, firmó hoy un acuerdo con los sectores de la banca y la construcción para lanzar un tipo de préstamo a tipo cero destinado a quienes acometan obras para aislar su vivienda y ahorrar energía.

Teniendo en cuenta que la factura anual de calefacción de un hogar francés supone aproximadamente unos 900 euros, e incluso 1.800 euros si la casa no está bien aislada, y que el sector de la construcción genera 123 millones de toneladas de CO2, Borloo considera este asunto prioritario.

"La batalla de las economías de energía se juega principalmente en los edificios. Los propietarios que contraten un 'ecopréstamo' para cambiar sus ventanas o aislar sus tejados amortizarán su inversión con el ahorro que tendrán", explica el ministro en 'Le Parisien'.

Pero los propietarios de viviendas no serán los únicos que se podrán acoger a este plan porque el objetivo del Ministerio es reducir el consumo energético de los actuales edificios al menos en un 38% de aquí a 2020 y el Estado quiere rehabilitar progresivamente un total de 800.000 viviendas de protección oficial actualmente en malas condiciones.

En este contexto, se renovarán 100.000 viviendas sociales en 2009 y 2010 y, de aquí a 2012, el Estado se implicará en la renovación de todos los edificios públicos. "Es un cambio de fondo el que se inicia hoy", sostiene Borloo.

Los préstamos a tipo cero podrán solicitarlos, sin condiciones previas ligadas a los ingresos, los propietarios de una vivienda principal construida entre el 1 de enero de 1948 y el 1 de enero de 1990. También podrán acudir a ellos las comunidades de vecinos.

Para poder beneficiarse de ellos habrá que hacer obra en al menos dos de las categorías siguientes: aislamiento de tejados, de las paredes que dan al exterior, ventanas y puertas, sustitución de calefacción o instalación de una calefacción o calentador de agua que use energías renovables. El banco prestará hasta 300.000 euros que habrá que devolver en un plazo de diez años ampliable a quince.