9 de diciembre de 2019
  • Domingo, 8 de Diciembre
  • Sábado, 7 de Diciembre
  • Viernes, 6 de Diciembre
  • 27 de febrero de 2009

    Economía/Macro.- (Ampliación) El déficit por cuenta corriente bajó en 2008 por primera vez en siete años

    MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El déficit de la balanza por cuenta corriente, que refleja los ingresos y pagos por operaciones comerciales, servicios, rentas y transferencias, ascendió a 104.664,4 millones de euros en 2008, lo que supone un descenso del 1,16% respecto a 2007, según datos difundidos hoy por el Banco de España.

    Es la primera vez en siete años en que desciende el déficit por cuenta corriente, después de haber sufrido incrementos, casi siempre de dos dígitos, desde el ejercicio 2002. El último año en el que bajó el saldo deficitario de la balanza por cuenta corriente fue 2001, cuando cayó un 10,1%.

    Esta moderación del déficit de la balanza por cuenta corriente en 2008 se debió, principalmente, al descenso del déficit de la balanza comercial y, en menor medida, al mayor superávit de servicios, lo que compensó el aumento del saldo deficitario de las balanzas de rentas y de transferencias corrientes.

    En concreto, el déficit de la balanza comercial descendió un 5,3% en 2008, hasta situarse en 84.979,6 millones de euros. Esta evolución se produjo en un contexto en el que las exportaciones avanzaron a un ritmo superior al de las importaciones, con un crecimiento anual del 3,9% y del 0,9%, respectivamente, y de una corrección parcial del déficit de productos no energéticos, frente al avance del saldo deficitario de los productos energéticos.

    En 2008, la balanza de servicios acumuló un superávit de 23.762,2 millones de euros, un 7,2% superior a los 22.152,4 millones registrados en 2007. Este resultado fue consecuencia del retroceso en un 29% del déficit de los otros servicios, hasta los 4.017,4 millones de euros, lo que pudo compensar la disminución en un 0,1% del superávit de turismo y viajes, que se situó en 27.779,5 millones de euros.

    El déficit de la balanza de rentas, por su parte, subió un 9,3% en 2008, hasta los 34.437,3 millones de euros, mientras que el déficit de la balanza de transferencias corrientes se amplió hasta 9.009,6 millones de euros, un 33,8% más que el registrado en 2007, que fue de 6.733,4 millones.

    El saldo de la cuenta de capital, que recoge principalmente las transferencias de capital procedentes de la UE, registró un superávit de 5.557,5 millones de euros en 2008, superior al saldo, también positivo, registrado en 2007, que fue de 4.515,7 millones.

    MENOR NECESIDAD DE FINANCIACIÓN.

    El saldo agregado de las cuentas corriente y de capital, que mide la capacidad o necesidad de financiación generada por las operaciones no financieras, registró una necesidad de financiación de 99.106,9 millones de euros en 2008, inferior en un 2,2% a la contabilizada en el año anterior, que ascendió a 101.377,5 millones.

    La cuenta financiera, excluido el Banco de España, acumuló entradas netas por valor de 59.798,3 millones de euros, inferiores a las registradas en 2007, que se situaron en 83.311,1 millones.

    En consecuencia, los activos netos del Banco de España frente al exterior descendieron en 30.136,7 millones de euros. Esta caída se concentró en los activos netos frente al Eurosistema, que disminuyeron en 31.712,7 millones de euros.

    Por su parte, los otros activos netos se ampliaron hasta 68,5 millones, mientras que las reservas se anotaron un aumento de 1.507,5 millones, en contraposición con el incremento de 164,2 millones que experimentaron en 2007.

    INVERSIONES EXTERIORES.

    Las inversiones directas originaron salidas netas de 5.082 millones de euros durante 2008, frente a las salidas por valor de 49.517,5 millones registradas en 2007.

    Las inversiones directas de España en el exterior generaron salidas por valor de 49.049,2 millones, frente a los 91.722,2 millones de 2007.

    Dichas salidas superaron las entradas de fondos en concepto de inversiones directas del exterior en España, que alcanzaron los 43.967,2 millones de euros, un 4,1% más que en 2007.