26 de mayo de 2020
18 de diciembre de 2008

Economía/Macro.- Bruselas autoriza a Santander a comprar la red de sucursales y los depósitos de Bradford & Bingley

BRUSELAS, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea autorizó hoy al Banco Santander a comprar, a través de su filial británica Abbey, la red de sucursales y los depósitos del banco hipotecario británico Bradford & Bingley, que ha sido nacionalizado por el Gobierno de Reino Unido para rescatarlo de las turbulencias financieras.

Tras examinar la operación, el Ejecutivo comunitario concluyó que no tendrá un impacto negativo sobre la competencia en el espacio económico europeo o en una parte sustancial del mismo.

Como Bradford & Bingley no prestaba una gama completa de servicios bancarios minoristas antes de la concentración, Bruselas considera "improbable" que la adquisición tenga un "impacto significativo" en la posición de Abbey en el sector de la banca minorista.

Sin embargo, puesto que Bradford & Bingley concedía préstamos hipotecarios, la Comisión estudió más específicamente el mercado hipotecario. Bruselas basó su análisis en la suposición de que los activos transferidos serían suficientes para replicar las líneas de negocio que Bradford & Bingley desarrollaba antes de la concentración, en caso de que Abbey quisiera hacerlo.

Las cuentas de ahorro se transfieren directamente, mientras que las relaciones con los clientes y la base de depósitos podrían permitir a Abbey completar su cartera de préstamos hipotecarios hasta un nivel similar al que tenía Bradford & Bingley, de acuerdo con el análisis del Ejecutivo comunitario.

No obstante, incluso en este supuesto, la cuota que la entidad resultado de la fusión tendrá en el mercado hipotecario británico seguirá estando por debajo del 20%, y la concentración sólo supondrá un "ligero incremento". Por otra parte, Abbey tendrá que seguir haciendo frente a varios competidores en este mercado. Por lo tanto, la Comisión concluyó que la transacción no plantearía problemas de competencia.

El Ejecutivo comunitario ya autorizó el pasado 1 de octubre el paquete de medidas diseñado por las autoridades británicas para proteger a los depositantes minoristas y apoyar el desmantelamiento ordenado de las actividades de Bradford & Bingley no adquiridas por el Banco Santander. En aquel momento, la Comisión decidió que el Banco Santander no recibió ninguna ayuda cuando adquirió las actividades de depósitos minoristas de Bradford & Bingley, al haber desembolsado por ellas el precio de mercado.