23 de octubre de 2019
  • Martes, 22 de Octubre
  • 4 de junio de 2008

    Economía/Macro.- La economía española crecerá un 2% en 2008 y un 1,5% en 2009, según Caixa Catalunya

    Repuntará a partir de 2010, pero los hogares tardarán mucho tiempo en "digerir" su endeudamiento

    MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

    La economía española crecerá un 2% en 2008 y un 1,5% en 2009, en un escenario de excesivo endeudamiento de las familias que seguirá frenando el consumo e impedirá un rápido retorno a las tasas del 3,5% de los últimos años, según el último informe semestral sobre la economía española y el contexto internacional de Caixa Catalunya.

    La previsión para este año se sitúa en línea con las últimas estimaciones del ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, quien apuntó esta semana que la economía podría crecer en torno al 2% en 2008.

    Según el catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Barcelona y autor del estudio, Josep Oliver, estos datos ponen de manifiesto que el ajuste de la economía "será suave", especialmente si se tiene en cuenta que la desaceleración podría haber sido mayor si no llega a ser por el efecto moderador del euro.

    El informe apunta que la actual coyuntura es fruto de una "moderación" del consumo privado, que pasará de una tasa del 3,2% en 2007 a crecimientos del 1,4% en 2008 y al 1% en 2009. A ello se sumará el parón del sector de la construcción, que pasará de una tasa de crecimiento del 3,8% en 2007 a un avance negativo del 3% este año y del 4,7% en 2009.

    En este contexto, Caixa Catalunya espera que la economía española remonte el vuelo a partir de 2010, si bien asegura que "será dificil volver a ver crecimientos del 3,5%", ya que la demanda interna tardará mucho tiempo en "digerir" sus actuales niveles de endeudamiento, que alcanzan el 140,4% de la renta de los hogares.

    De hecho, para reducir los actuales niveles de deuda será necesario que las rentas crezcan a un ritmo superior al del crédito, que, según Caixa Catalunya, no bajará del 10% en 2008.

    En todo caso, el crecimiento necesitará un "obligado" cambio en el patrón de crecimiento, para nutrirse de las exportaciones y las inversiones productivas, añade el estudio.

    LA CLAVE ESTÁ EN EL PARO.

    Por otro lado, Oliver precisó que uno de los frenos del consumo interno está siendo una escalada de la desconfianza de los consumidores por encima de los niveles de los últimos diez años, y que el "elemento clave" de esta desconfianza es la evolución del empleo.

    En este capítulo, las previsiones de Caixa Catalunya apuntan a que la tasa de paro seguirá creciendo, aunque de manera "modesta", de forma que no superará tasas del 10%.

    La razón es que se reducirá el crecimiento de la población activa por una menor entrada de inmigrantes, --alrededor del 70% de los nuevos activos en los últimos años-- alertados del deterioro del mercado laboral español, y por un mantenimiento de la creación de empleo.

    Con todo, las previsiones de ocupación indican que la tasa de crecimiento de la ocupación se reducirá del 3,1% en 2007, hasta el 1,1% en 2008 y el 0,1% en 2009.

    GRACIAS AL EURO Y AL BCE.

    Realidad aparte, Oliver aseguró que España puede hacer frente al ajuste gracias a su pertenencia a la zona euro por la estabilidad que aporta la zona euro. De hecho, precisó que con la peseta España sufriría ahora tipos de interés de entre el 12% y el 15% y tasas de inflación superiores al 6%.

    Asimismo, el autor del informe aseguró que el Banco Central Europeo está "acertando extraordinariamente en su diagnóstico" a la hora de no rebajar los tipos de interés, ya que, en su opinión, la política monetaria europea no es restrictiva para el conjunto de sus socios, aunque en España, por su atípica situación, así lo perciba.

    De hecho afirmó que "los tipos de interés siguen históricamente bajos, aunque haya familias españolas a las que les cueste pagarlos".

    Por otro lado, Oliver también reconoció que otro de los factores positivos para hacer frente a la actual crisis son unas "cuentas públicas de las más saneadas entre los países avanzados".

    SITUACIÓN INTERNACIONAL.

    En otro orden de cosas, Oliver precisó que todo apunta a que el precio del crudo seguirá haciendo mella en las tasas de inflación, de forma que el IPC alcanzará este año una tasa media del 4,2%, para retroceder al 2,9% en 2009.

    Por último, el apuntó que la duración de las restricciones crediticias en Europa dependen en buena parte de la evolución de las dificultades económicas en EE.UU. En este sentido, descartó un escenario de "recesión" o de "colapso" al otro lado del Atlántico, aunque advirtió de que el ajuste "será largo".

    Asimismo, Oliver aseguró que ha habido un "cierta distensión" en los mercados crediticios que apuntan a que la crisis "empieza a suavizarse". "Hay que esperar una mejora paulatina de las condiciones de acceso al crédito", concluyó.