19 de enero de 2021
27 de junio de 2006

Economía/Macro.- España será uno de los países que más sufrirán las subidas de tipos, según S&P

LONDRES, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

La subida de los tipos de interés conducirá a una caída de la demanda del consumidor en la eurozona a comienzos de 2007, y España y Alemania destacan entre los países más perjudicados debido a sus mayores niveles de deuda, mientras que los efectos se verán mitigados en Francia e Italia, gracias a su menor deuda y mayores tasas de ahorro, según la última previsión económica para la región realizada por Standard & Poor's (S&P).

El informe, titulado "Pronóstico económico europeo: las tendencias de demanda del consumidor divergirán en 2007" actualiza el punto de vista de la compañía sobre la demanda del consumidor, la inflación, y el crecimiento económico en su conjunto en la eurozona y en el Reino Unido.

El nivel global de deuda acumulada por los hogares como porcentaje de su renta bruta disponible proporciona, según el informe, un buen indicador de los países más expuestos a condiciones monetarias más rigurosas: en la Unión Económica y Monetaria (UEM), España, los Países Bajos, Alemania e Irlanda destacan como los más expuestos.

En cambio, en países como Francia e Italia, los niveles de deuda se han incrementado continuamente pero son todavía moderados según estándares europeos, lo que lleva a S&P a esperar que los consumidores no reaccionen tan negativamente a los mayores tipos de interés.

"La mayoría de los Bancos Centrales en Europa siguen viendo la elevada inflación, más que el menor crecimiento del Producto Interior Bruto, como el mayor riesgo macroeconómico", según Jean-Michel Six, economista jefe de S&P para Europa.

"Dado el tiempo que tarda la inflación y la demanda de dinero en responder a tipos de interés mayores, creemos que existe el riesgo, desde comienzos de 2007, de menores tasas de inflación asociadas a un crecimiento económico mucho más débil", añadió.

Las expectativas de mayores tipos de interés podrían inicialmente estimular la demanda, pero su materialización afectará a los hogares muy endeudados y reducirá el gasto, prosigue el informe.

"El Banco Central alemán, el Bundesbank, señaló recientemente que espear que la tasa de ahorro reanude una tendencia al alza en 2007, y los alemanes están cada vez más preocupados por sus fondos de pensiones", añadió Six.

S&P pronostica una media de crecimiento de la demanda del consumidor alemán del 1% en términos reales este año, que se reducirá a un exiguo 0,1% en 2007.

La previsión de gasto de los hogares franceses parece más favorable. Un aumento de los salarios combinado con un empleo creciente y una inflación todavía contenida llevan a pensar a S&P un crecimiento más sostenido de renta en los próximos 18 meses, con una media del 2 al 2,5%.