15 de diciembre de 2019
  • Viernes, 13 de Diciembre
  • 27 de febrero de 2009

    Economía/Macro.- Fernández Ordóñez afirma que el BCE ha cumplido con el objetivo de mantener anclada la inflación

    MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, afirmó hoy que el Banco Central Europeo (BCE) ha cumplido con el objetivo que le encomendó el Tratado de Maastrich de mantener ancladas las expectativas de inflación, incluso en momentos "muy difíciles" como los actuales.

    Durante una conferencia sobre el décimo aniversario del ingreso de España en la UE, Fernández Ordóñez explicó que la política monetaria del BCE no puede hacer nada para reducir las diferencias de crecimiento e inflación que existen entre los países de la UE, y aseguró que la mejor manera en la que puede contribuir a potenciar el crecimiento, el empleo y el binestar es mantener anclada la inflación en el conjunto de la eurozona.

    En este sentido, consideró que, para reducir estos diferenciales de crecimiento e inflación no hay que preguntarse qué puede hacer el euro en este sentido, sino qué hacer con el resto de políticas para reducirlos y qué deben hacer los gobiernos y parlamentos nacionales para que el euro se consolide aún más.

    "¿Alguien imagina cómo hubieran navegado los 16 países del área del euro en una etapa de tormenta financiera internacional si se hubieran mantenido las 16 monedas?", se preguntó Fernández Ordóñez, tras afirmar que cualquiera puede darse cuenta de la magnitud y seriedad de los problemas financieros a los que se hubieran enfrentado los países si, en esta coyuntura, cada uno hubiera conservado su moneda.

    Fernández Ordóñez aseguró que es evidente la contribución de la moneda única en la reducción de incertidumbre, al tiempo que afirmó que el BCE ha reaccionado "de manera ejemplar", puesto que ha conseguido reducir el Euríbor en cinco meses hasta el 2% a través de los cambios en la política monetaria, a pesar de los aumentos de los 'spreads' provocados por la crisis financiera.

    Asimismo, ha adoptado una política de suministro de liquidez ilimitado, en el marco de una coordinación con otros bancos centrales, como ilustran los acuerdos para la provisión de liquidez en monedas distintas del euro.

    A su juicio, "son obvias" las "enormes ventajas" de tener una inflación moderada, con unos tipos de interés con un rango de volatilidad moderado, y el hecho de que las empresas no tengan que pensar en el tipo de cambio. "Todo esto significa estabilidad", añadió.

    Además, el gobernador del banco emisor consideró que otras autoridades económicas europeas han reaccionado también con contundencia con el objetivo de dar soporte al sistema financiero, salvaguardar su funcionamiento y estimular las economías.

    Finalmente y tras resaltar los principales retos de las economías, aseguró que a los banqueros centrales les corresponde, fundamentalmente, concentrar sus esfuerzos en el mantenimiento de la estabilidad de precios, proporcionando así el marco adecuado para un crecimiento sostenido y un aumento del empleo y el bienestar.