20 de agosto de 2019
2 de febrero de 2009

Economía/Macro.- El flujo de inversión extranjera directa aumentó en España un 7,3% en 2008, hasta los 57.300 millones

España se sitúa como el sexto mayor receptor mundial y el tercero de la UE

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El flujo de inversión extranjera directa (IED) aumentó en España un 7,3% en 2008, hasta los 57.300 millones de euros, convirtiéndose en el sexto mayor receptor mundial de IED y el tercero de la Unión Europea, según las primeras estimaciones de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

España, que en 2007 ocupó los puestos octavo y cuarto en el mundo y en la UE respectivamente, aumentó el pasado año en un 14,6% la llegada de nuevas inversiones productivas, alcanzándose la cifra de 450 proyectos de inversión a lo largo del año, informó hoy en un comunicado el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

Por otra parte, a lo largo del 2008 España registró grandes operaciones de fusiones y adquisiciones por parte de inversores extranjeros.

En contraste con los datos para España, Naciones Unidas estima que los flujos de IED descendieron a escala mundial una media del 21%. La previsión indica que llegarán a 1,4 billones de dólares en 2008.

Los países desarrollados son los más afectados por la menor llegada de inversión extranjera. Según la UNCTAD, recibieron un 33% menos de IED en 2008 respecto al año anterior.

El origen de la caída se sitúa en unas condiciones crediticias restrictivas y un descenso de los beneficios empresariales, que llevaron a muchas empresas a anunciar planes de reducción de producción y recortes de plantilla. Asimismo, en los países desarrollados las operaciones de fusiones y adquisiciones también cayeron en un 33% respecto al año anterior.

Además, las economías emergentes y en transición notaron menos la reducción de la IED en 2008, aunque la tasa de crecimiento pasó de una media del 20% en 2007 al 4%. Los flujos de IED recibidos por el Este, Sur y Sureste Asiático crecieron un 3,3%, aunque el crecimiento más destacado correspondería a África (+16,8%) y a Latinoamérica (+12,7%), según los datos preliminares de la UNCTAD.

ACUSADO DESCENSO DE LAS GRANDES ECONOMÍAS DE LA UE.

Según se desprende del informe, las grandes economías europeas sufrieron un acusado descenso en la recepción de IED retrocediendo una media del 30,7%, mientras en Estados Unidos fue de un 5,5%.

El mayor descenso se produjo en Finlandia, con un 173,9%; seguido por Irlanda (120,1%), Italia (94,3%), Holanda (70,4%), Reino Unido, el mayor receptor europeo de inversión extranjera y donde los flujos se desplomaron un 51,1%, y Alemania (48,9%).

Sólo Suecia, con un crecimiento del 74%, Dinamarca (31,3%) y España (7,3%) mantuvieron valores positivos en la recepción de flujos de IED.