17 de noviembre de 2019
  • Sábado, 16 de Noviembre
  • Viernes, 15 de Noviembre
  • 7 de marzo de 2014

    Economía/Macro.- De la Fuente ve un "error" usar las balanzas fiscales para elaborar la nueva financiación autonómica

    MADRID, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

    El economista e investigador del CSIC Ángel de la Fuente, uno de los académicos que diseñan la metodología para elaborar las balanzas fiscales, ha asegurado que el Gobierno cometería un "grave error" si utilizara estas balanzas para elaborar la nueva financiación autonómica.

    Así lo ha señalado De la Fuente tras participar en el seminario sobre el sistema de cuentas públicas territorializadas organizado por el Instituto de Estudios Fiscales y después de asegurar que las balanzas fiscales se publicarán a finales de marzo.

    Según De la Fuente, la nueva financiación autonómica se tiene que diseñar bajo el principio de igualdad en la prestación de servicios porque un saldo fiscal positivo o negativo no da más derechos a unos ciudadanos que a otros. "El criterio debe ser que todas las comunidades presten servicios parecidos", ha dicho.

    Preguntado por los cálculos que han hecho la Comunidad de Madrid y Extremadura sobre sus balanzas fiscales a partir del gasto territorializado detallado por los académicos, De la Fuente se ha limitado a decir que preferirían que las regiones esperaran a conocer los datos definitivos, que aportarán una base "más firme".

    En el caso de Extremadura, el investigador del CSIC ha asegurado que las cifras que ha presentado la Junta "no están bien hechas" y ha vuelto a insistir en la necesidad de esperar a finales de marzo para conocer datos más aproximados.

    En cualquier caso, ha asegurado que la idea del Gobierno es contar con una metodología acertada que les permita publicar estas balanzas fiscales cada año para aportar una información útil sobre lo que gasta y recibe cada comunidad. De hecho, ha dicho que seguirá colaborando con el Ejecutivo un año más para enseñarles a aplicar la metodología diseñada.

    Durante su participación en el seminario, De la Fuente ha lamentado que ningún Gobierno hasta ahora se haya preocupado por aportar información sobre la distribución territorial del gasto y ha resaltado la necesidad de contar con una base de datos que permita una "discusión informada sobre la equidad".

    Los objetivos, tal y como ha explicado, pasan por hablar de equidad en el reparto a través del enfoque carga-beneficio y organizar toda la información sin mezclar "churras con merinas" para que tenga sentido y permita distinguir las cosas.

    En este sentido, ha explicado que hay cosas que tienen lógica territorial y otras no, como las inversiones públicas que están más ligadas a las necesidades concretas de un sector que de una región, por lo que hay que descomponer los saldos fiscales para determinar las partes territorializables.

    MUCHAS DIFICULTADES

    Ha reconocido que existen muchas dificultades para conseguirlo por el alto grado de descentralización en España y la asimetría en el reparto de competencias, que hace que muchas comunidades tengan capacidad para gastar de forma diferente a otras. "Hay que encajar esto", ha dicho.

    A su parecer, habrá que neutralizar estas asimetrías a través de un trabajo laborioso que permita mover cosas para poder comparar. Como ejemplo, se ha referido a la policía autonómica de Cataluña y al sistema penitenciario, que son competencia de la Generalitat y que por tanto, no implican gastos para el Estado como pasa en otras comunidades. Sin embargo, sí está contemplado este gasto en la financiación autonómica, por lo que habrá que sacarlo de la financiación e incluirlo en el apartado de seguridad ciudadana para poder hacer una buena comparación con otras comunidades.

    Igualmente, ha asegurado que habrá que neutralizar los efectos de la autonomía tributaria aislando el uso de esta autonomía por parte de las comunidades para intentar calcular los esfuerzos de forma homogénea.

    UNA FICCIÓN CONTABLE

    Partiendo de estas ideas, se pretende una "ficción contable" para lograr un "foto concreta" del país a través de una "administración central ampliada" que recauda todo y que después lo transfiere a las comunidades autónomas.

    Entre los ingresos se computan todos los impuestos directos e indirectos, los municipales, las tasas y las cuotas a la Seguridad Social. También se incluirán impuestos propios de algunas comunidades, como en el caso de Canarias.

    Los gastos, por su parte, se clasifican en cinco grupos: los bienes y servicios públicos de ámbito nacional que benefician a todos los españoles con independencia del territorio --como la Corona o las Cortes--, el gasto propiamente territorializable, la protección y promoción social, la regulación y promoción económica y la partida para financiar los intereses de la deuda.

    TODOS LOS TERRITORIOS SE SIENTEN MALTRATADOS

    A partir de esta metodología, se elaborarán las balanzas fiscales, una cuestión "cargada emocionalmente y difícil de objetivar", ya que todos los territorios se sienten maltratados fiscalmente, no sólo Cataluña.

    El seminario ha sido inaugurado por el director del Instituto de Estudios Fiscales, José Antonio Martínez Álvarez, que ha resaltado la "ardua labor" que supone la elaboración de las balanzas fiscales y el "paso adelante" que supone la presentación de las mismas este año.

    Por su parte, el director general de Presupuestos, Jaime Iglesias, ha destacado la necesidad de que la información sea "accesible y comprensible" para los ciudadanos. "El debate es necesario, positivo y constructivo", ha dicho, tras afirmar que la metolodología acordada debe contar con el máximo consenso posible.