22 de agosto de 2019
  • Miércoles, 21 de Agosto
  • 25 de mayo de 2010

    Economía/Macro.- El Gobierno italiano aprobará hoy un ajuste presupuestario de alrededor de 24.000 millones de euros

    ROMA, 25 May. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Gloria Moreno) -

    El Gobierno italiano aprobará hoy un ajuste presupuestario para 2011-2012 de alrededor de 24.000 millones de euros que, según se ha dicho hasta ahora, se basará en la lucha a la evasión fiscal, además de reducir entre un 5 y un 15% el sueldo a los políticos, ministros y principales responsables de la administración pública.

    "Nadie meterá las manos en el bolsillo de los ciudadanos", garantizó esta mañana el subsecretario a la presidencia del Consejo de Ministros Paolo Bonaiuti, quien admitió, no obstante, que para alcanzar los objetivos propuestos habrá que hacer "sacrificios".

    El otro subsecretario a la presidencia del Consejo de Ministros, Gianni Letta, fue más drástico y no ocultó que tales sacrificios serán "muy duros", puntualizando además que el Gobierno se ha visto "obligado a tomar" estas medidas "para salvar a Italia del riesgo Grecia". "Entendámoslo así y nos entenderemos todos", remachó.

    El ministro de Economía, Giulio Tremonti, pasó todo el fin de semana ultimando el ajuste y negociando sus detalles con los miembros del Gobierno. Esta tarde, expondrá los resultados de su trabajo al órgano consultivo del partido, el Pueblo de la Libertad.

    Finalmente, las medidas serán presentadas hoy al Consejo de Ministros, que deberá aprobarlas no sin que antes se haya celebrado el esperado encuentro entre el Gobierno y las partes sociales, que tendrá lugar por la mañana.

    En principio, el ajuste no prevé ninguna subida de impuestos, aunque según parece, sí se congelarán hasta 2013 los sueldos de los funcionarios. También se reducirán los gastos de los ministerios y rebajarán los sueldos de políticos, ministros y principales responsables públicos. Sin embargo, el apartado en el que el Gobierno ha prometido mano dura es el de la lucha contra la evasión fiscal.

    Por su parte, el presidente de Ferrari y ex presidente de la Patronal, Luca Cordero di Montezemolo, admitió que "en estos dos años", en Italia, "se ha infravalorado la importancia de la crisis y se ha dado demasiado por descontado que el país era inmune. El ajuste de ahora, doloroso, necesario y urgente, demuestra todo lo contrario", agregó.