14 de octubre de 2019
23 de septiembre de 2009

Economía/Macro.-Salgado cree que es el momento de que los ayuntamientos empiecen a sufrir las consecuencias de la crisis

MADRID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, aseguró hoy que ha llegado el momento de que los ayuntamientos empiecen a sufrir, aunque sea "mínimamente" las consecuencias de la crisis económica, ya que, hasta ahora, el ajuste sólo se ha traducido en la reducción de los ingresos del Estado.

"Parte del ejercicio de gobernar es también ser corresponsable y la corresponmabilidad fiscal de los ayuntamientos pasa también, por supuesto, por sufrir, aunque sea mínimamente, las consecuencias", señaló Salgado en la sesión de control al Gobierno en el Congreso, en respuesta a una pregunta de la diputada 'popular' Pilar Barreiro.

La vicepresidenta económica recordó que, a pesar del ajuste, las cantidades entregadas a las entidades locales en 2009 no han disminuido, por lo que insistió en que seguramente ha llegado el momento de que los sacrificios lleguen también a los ayuntamientos, sacrificios que, en cualquier caso, serán compensados más adelante.

Salgado aseguró que el Gobierno no ha incumplido sus compromisos en materia de financiación local y reprochó al Partido Popular que en su reforma del sistema del año 2002 no incluyera ninguna referencia a los ayuntamientos. "A lo mejor ése hubiera sido el momento, cuando planificaron el modelo que iba a ser el definitivo, el último y el permanente", ironizó.

La titular del departamento de Economía y Hacienda recordó además que, mientras que el Gobierno negocia con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), también ha puesto en marcha iniciativas como el fondo de inversión local, el decreto para financiar los remanentes de tesorería negativos o las líneas de avales para hacer frente a las deudas de los ayuntamientos con las pequeñas empresas, entre otros.

EL PP PIDE UNA FINANCIACIÓN ESTABLE.

Por su parte, la diputada del PP pidió al Gobierno una financiación local estable "y no una medida de gracia", y aseguró que los ayuntamientos merecen una explicación sobre el "portazo" que ha dado el Ejecutivo a esta financiación.

"La crisis no es excusa ni el 'Plan E' vale de coartada", señaló Barreiro, para quien la crisis que ha agravado el Gobierno "con su incopentecia" es más dura en los ayuntamientos que en el Estado o las comunidades autónomas.