14 de noviembre de 2019
22 de septiembre de 2008

Economía/Macro.- En el sector financiero se dan entre una y dos situaciones de recesión por década

MADRID, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

Pese a que las quiebras e intervenciones en 2008 están resultando históricas en su magnitud, las recesiones aparecen de forma regular en la industria, y según el análisis de los últimos 25 años publicado hoy por Oliver Wyman, en las casi tres décadas que abarca, se dan aproximadamente entre dos y tres recesiones por década, de uno o dos años de duración cada una.

En el informe publicado en el día de hoy, "¿Quién puede navegar en la tormenta perfecta?", Oliver Wyman evalúa las siete crisis anteriores que afectaron a 600 compañías en Norteamérica y en Europa Occidental, en el área de banca, gestión de activos, crédito al consumo, seguros e inversiones, analizando las diferentes estrategias de las entidades frente a estas crisis y el impacto en su valoración.

"La influencia de las características de las entidades en su rendimiento durante épocas de recesión puede verse en gran parte explicada por las decisiones sobre el 'mix' y el modelo de negocio tomadas antes de que la crisis estallara. Visto de otro modo, cuando se desata la tormenta, el barco en el que se navega es mucho más importante para la supervivencia que las dotes de navegación", apunta la firma consultora.

De este modo, el análisis apunta que, en media, los bancos universales han salido mejor parados que los especialistas o los bancaseguros. Existen, sin embargo, determinadas acciones que las entidades pueden realizar, tales como reducir su dependencia de financiación mayorista, disminuir la volatilidad de beneficios diversificando su 'mix' de productos y mejorar la confianza del inversor a través de una comunicación frecuente y completa.

OPORTUNIDADES ANTE LA CRISIS

Wyman señala que dentro de las entidades afectadas por la crisis, en aquellas que sean capaces de "capear el temporal" tiene una importancia histórica el adquirir mientras los precios de los activos se mantengan bajos.

"Este hecho es especialmente relevante durante la crisis actual, debido a la necesidad de muchos bancos de reorganizar sus modelos de negocio, alejándose de la especialización y acercándose al modelo de banca universal", señala la consultora.

Según Pablo Campos, socio y responsable del área de servicios financieros de Oliver Wyman en España y Portugal, esta crisis supone no sólo el final de un ciclo alcista de mercado y de burbujas en el precio de algunos activos, sino que también marca un cambio estructural en el escenario financiero, con modelos de negocio que han resultado insostenibles, nuevos modelos tomando su lugar, y una reestructuración que se espera parece va a reducir los beneficios de las actividades de banca de inversión.