12 de agosto de 2020
30 de mayo de 2008

Economía/Macro.- Slim es optimista sobre Latinoamérica pero advierte de "la especulación" con materias primas

Define a las empresas como "ejércitos modernos" que pagan impuestos y conquistan mercados

BARCELONA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Fundación Telmex y uno de los empresarios más influyentes del mundo, Carlos Slim, se mostró hoy optimista por las expectativas de América Latina, aunque advirtió que hay que tener en cuenta los efectos de los abusos y euforia de la banca americana, la especulación de las materias primas, empezando por el petróleo y alimentos que han escalado a precios "inexplicables".

Slim también fue cauto y alertó sobre la necesidad de que las economías de los países latinoamericanos, extrapolable al resto del mundo, crezcan de forma "adecuada", con instituciones sólidas y sobre todo, con economías que inviertan en combatir la pobreza e incorporen a los "marginados" en el estado del bienestar. "No es una cuestión ni ética ni moral, es una necesidad económica", aseguró Slim, en el trascurso de su ponencia 'Europa y América Latina; Política y Empresa", celebrada en las jornadas del Círculo.

Según Slim, si no se crece bien, algunos llegan al voto "con medidas populistas y paternalistas", celebran asambleas y llegan al poder por la vía de la "democracia" pero luego impiden el voto para "decidir quien se queda y no se queda". El empresario alertó de estas amenazas y lo puso en relación a las empresas, a quien les "conviene economías que vayan bien".

Slim definió el papel de las empresas nacionales e internacionales y las describió como "un ejército moderno que paga impuestos", que ya no conquistan un territorio, sino mercados. Expresó su admiración por España, con el gobierno de "su amigo Felipe", seguido del gobierno de Aznar y ahora el de Zapatero. Tuvo también palabras por el Rey y destacó de su discurso --pronunciado en la cena de gala del jueves-- la necesidad de potenciar la sociedad del conocimiento y aumentar la presencia empresarial de España en el mundo. "La verdadera fortaleza de los países son las empresas", apostilló Slim.

Ahondando en América Latina, destacó que algunos países afortunadamente han empezado a romper la barrera del subdesarrollo, como Brasil, México, Chile y Argentina. Slim constató que en los países latinoamericanos son "atractivos", tienen potencial, con una clase media creciente. Aún así, advirtió que "podemos crecer más de lo que crecemos". Recordó que en todos estos países son distintos y puso como ejemplo México, su país, donde criticó la tecnocracia del pasado, aunque celebró que ahora se estén tomando medidas anticíclicas.

Slim estuvo acompañado en su ponencia junto al ex presidente del Gobierno, Felipe González, quien admitió tener "una visión menos optimista" sobre Latinoamérica. González lamentó el retraso que acusan las instituciones y aseguró que algunos países se enfrentan a desafíos importantes, apostando por una economía más abierta y menos intervencionista.